Salah Abdeslam, el terrorista huido
El terrorista huido, Salah Abdeslam, fue llevado desde París hasta el estadio Rey Balduino de Bruselas. ATLAS

Las autoridades belgas localizaron a Salah Adbeslam en Bruselas 48 horas después de los atentados de París. El que es considerado como uno de los autores materiales de la masacre se encontraba en Bruselas -más concretamente en el barrio de Molenbeek- durante la madrugada del domingo 15 al lunes 16 de noviembre. Sin embargo, no hubo ninguna actuación policial para su captura debido a que la ley belga prohíbe las operaciones nocturnas.

Así lo ha explicado el ministro de Justicia belga, Koen Geen, en una entrevista concedida a la televisión VTM que será emitida esta noche y cuyo contenido adelanta el medio Het Laatse Nieuws. "Se encontraba en una casa de Molenbeek dos días después de los atentados", cuenta el ministro.

En cambio, la Policía no pudo intervenir esa madrugada para no infringir la ley de 1967 que prohíbe en Bélgica los registros entre las 21.00 y las 05.00 horas. Cuando la policía pudo intervenir con arreglo a la ley, era demasiado tarde y el terrorista ya no se encontraba allí.

La Fiscalía belga ha confirmado la sospecha de que Salah Adbeslam podía estar en Molenbeek, pero aseguran que no contaban con una certeza absoluta

Las indagaciones realizadas por la policía trazan la siguiente ruta para Salah Adbeslam tras los ataques. El terrorista, a diferencia de su hermano, decidió no detonar su cinturón de explosivos y acto seguido emprendió la huida. Contactó con dos amigos que acudieron la misma noche del 13 de noviembre a recogerle en París. A la mañana del día siguiente, Adbeslam y sus compinches fueron identificados en un control de carretera entre Francia y Bélgica.

La policía detuvo el coche, anotó sus nombres, y les dejó marchar al no constar ninguno de ellos como persona buscada por las autoridades. Posteriormente, las fuerzas policiales de los países cruzaron datos con Francía y descubrieron que uno de los coches utilizados para el atentado fue utilizado por Salah Abdeslam. El coche utilizado por el terrorista y sus dos amigos fue incautado más tarde, una vez que estos lo abandonaron. Hasta las declaraciones de Koen Geen, se creía que la pista se desvanecía ahí.

La Fiscalía belga ha confirmado la sospecha de que Salah Adbeslam podía estar en Molenbeek, pero aseguran que no cuentan con una certeza absoluta de que así fuera, según recoge el diario El Mundo.

El Código Penal belga establece que no puede haber redadas, detenciones y operaciones entre las 21.00 y las 05.00 salvo "delito flagrante o incendio". Por tanto, la policía esperó y actuó pasado el mediodía, cuando pudo obtener una orden judicial.

Para poder intervenir en ese horario en el marco de investigaciones terroristas habría que cambiar el código penal belga, de manera que se pudieran autorizar registros las 24 horas del día por infracciones terroristas. Esa modificación es una de las dieciocho propuestas que el primer ministro belga, Charles Michel, planteó tras los atentados de París para combatir el terrorismo de manera más efectiva.