COAG-Asturias mantendrá este jueves, a las 12.00 horas, una reunión con el Director General de Ganadería, Ibo Álvarez, y en ella pedirán que se modifique la normativa que regula el saneamiento ganadero y que está provocando que animales supuestamente infectados por tuberculosis se estén sacrificando, cuando después se comprueba que son animales sanos.

Para COAG-Asturias esta situación ha generado una grave desconfianza entre los ganaderos debido a la proliferación de lo que ha dado en llamar "falsos diagnósticos", según han señalado en una nota de prensa remitida a los medios.

Para la secretaria general de esta organización, Mercedes Cruzado, "los ganaderos asturianos estamos alarmados por la proliferación de supuestos falsos diagnósticos positivos de casos de tuberculosis bovina en la cabaña asturiana".

Los afectados que se enfrentan al sacrificio de reses que posteriormente se revelan sanas en las pruebas post-mortem del matadero, sufren una gran impotencia, primero por la pérdida del animal y su costosa genética y después porque se ven obligados a reponer el ganado contando únicamente con las ayudas que dispone la actual normativa.

Esta indemnización no cubre ni el valor de los animales ni "el lucro cesante", es decir lo que el ganadero deja de percibir mientras sus nuevos animales empiezan a producir. Por ello, vamos a reclamar a la consejería de Agroganadería medidas para que los diagnósticos sean más rigurosos, a fin de evitar los considerables perjuicios que padecen.

Consulta aquí más noticias de Asturias.