Obligados a oír la Cope y Onda Cero
Un conductor de Latbus señala el botón roto que enciende y apaga la radio que está dentro del panel. (LARA RODA). LARA RODA

Son las 6.30 horas. Empieza la jornada laboral para muchos conductores del autobús urbano de Murcia. Café, estirón de brazos y al volante, pero se acabó poner la radio. Al menos, la que quieren. Latbus , la empresa municipal de transportes, ha tapado los radiocasetes con un panel y sólo se puede apagar o encender, pero no cambiar ni ajustar el volumen.

Los conductores están que trinan. "Empezaron a hacerlo antes de las elecciones (en Murcia gobierna el PP) y sólo nos ponen la Cope , Onda Cero o una musical. Además, está tan bajita que ni siquiera la escuchamos. El otro día, me lo tiré entero escuchando el Tour y, la verdad, no apetece", denuncian.

Los chóferes también se quejan de que el bloqueo de las radios lleva una alarma que alerta a la empresa de que se está manipulando.

La empresa reconoce que impone las emisoras. "Es para guardar una línea y esto ya lo hacen otras compañías. Se pone música y se van cambiando las emisoras. Lo hacemos para dar respuesta a las sugerencias de los viajeros que se han quejado por el volumen de la radio".

El jueves, día del transistor

Los conductores de Latbus no piensan ceder y dejar que la empresa les imponga las emisoras.

La plantilla ha acordado movilizarse y celebrará el "día del transitor": todos los jueves se subirán con una radio para poner lo que quieran. "Sin molestar y no muy alto".

Según afirman: "no tenemos problemas con los usuarios. Si alguna vez nos han dicho que apagáramos la radio, se ha apagado; si les gustaba la canción, el volumen se ha subido, y si pensaban que la llevábamos muy alta, se ha bajado. Siempre hablando y consensuando las cosas, no imponiendo".