Portmagee
Una imagen de los acantilados del pueblo de Portmagee, en el Condado de Kerry, Irlanda. psyberartist / Flickr

Desde que salieran a la luz las primeras imágenes de Star Wars: El despertar de la Fuerza se ha especulado con el papel que jugaría el personaje de Luke Skywalker en la próxima entrega de la saga. En el tráiler puede escucharse a un personaje prometer ante la máscara deformada de Darth Vader que continuará con su labor. Es un misterioso sith con máscara que parece ser el nuevo villano de la historia.

Además, en una breve escena se ve a un personaje encapuchado y con una mano biónica (el personaje de Luke perdía la suya a manos de su padre en el Episodio V: El Imperio contraataca) acariciando al droide R2D2, el fiel compañero de Luke.

Los lugareños han dado algunos detalles Ahora, el The New York Times cuenta la historia de un pequeño pueblecito irlandés llamado Portmagee y sito en una escarpada isla de la costa de Irlanda que fue tomado a mediados de septiembre por maquinaria del cine. Concretamente, por los trabajadores y profesionales que ruedan El despertar de la fuerza.

Los lugareños, que aunque han firmado contratos de confidencialidad no han podido resistirse a dar algunos detalles, han contado que se pudo ver en el pueblo al actor Mark Hamill, el intérprete de Luke Skywalker en las películas clásicas, en el pueblo e inmerso en el rodaje.

Entre otras cosas, tanto el actor como el equipo de rodaje pasaron mucho tiempo en un monasterio de la isla, situado en lo alto de un escarpado acantilado y al que se accede por varios centenares de peligrosos escalones de piedra. En el monasterio hay celdas monacales en las que podrían haberse rodado escenas del exilio del personaje.