Casi un millón y medio de andaluces —en concreto, algo más de 1.455.000— mayores de 50 años padecen patologías de venas y arterias, unas dolencias cuya incidencia crecerá en los próximos años como resultado del progresivo envejecimiento de la población y del aumento de la esperanza de vida, pero también como consecuencia de los malos hábitos de vida y alimentación. Estos malos hábitos provocarán que la incidencia de estas patologías se haga mayor no sólo en la población mayor de 50 años, sino también entre los segmentos de población más jóvenes, ligadas a otras enfermedades como la diabetes, el colesterol o la hipertensión.

Sobre esta realidad, y también sobre la necesidad de concienciar a la población sobre la prevención de estas patologías, se ha incidido este viernes en Sevilla en el transcurso de la rueda de presentación del 31º Congreso de la Sociedad Andaluza de Angiología y Cirugía Vascular, que congrega en la capital hispalense a más de un centenar de especialistas llegados de todos los puntos de España, que debatirán sobre las últimas novedades en el tratamiento de las patologías vasculares periféricas, aquellas que afectan a venas y arterias.

Según una nota de prensa, de todas las patologías vasculares, la de mayor prevalencia es la conocida como Enfermedad Arterial Periférica (EAP), que se estima que afecta a entre el cinco y el diez por ciento de la población y consiste en un estrechamiento de los vasos sanguíneos fuera del corazón.

Su causa es la arterioesclerosis y se produce cuando la placa —una sustancia compuesta por grasa y colesterol— se acumula en las paredes de las arterias que abastecen la sangre a los brazos y las piernas. La placa hace que las arterias se estrechen o se obstruyan, produciendo una disminución o interrupción del flujo de la sangre, generalmente hacia las piernas, provocando dolor o entumecimiento. Cuando la obstrucción del flujo sanguíneo es lo suficientemente grave puede causar la muerte de los tejidos. Si estos cuadros no se tratan, puede ser necesario tener que amputar el pie o la pierna.

Cirugía endovascular,

Tratamiento más novedoso

En la actualidad, la cirugía endovascular representa el tratamiento más novedoso para las patologías vasculares. Precisamente sobre las últimas novedades en torno a estas técnicas girará la primera de las mesas de este encuentro profesional y científico.

En la práctica diaria de la cirugía vascular el uso de las técnicas endovasculares (cirugía mínimamente invasiva a través de catéter) es ya mayoritario frente a la cirugía convencional (también denominada abierta) dadas sus múltiples ventajas: es menos invasiva, conlleva menor estancia hospitalaria, menor riesgo de complicaciones y, lo que es más importante, menor mortalidad. Concretamente, el índice de fallecimiento de la cirugía abierta se situaba alrededor de un 20 por ciento, mientras que con las nuevas técnicas ha pasado al entorno del 2-3 por ciento, cayendo por tanto más de un 18 por ciento.

"Desde un punto de vista cuantitativo, las intervenciones endovasculares arteriales, se concentran con más frecuencia en las arterias de los miembros inferiores, especialmente en la arteria ilíaca, en la femoral y la poplítea por patología oclusiva, aunque últimamente está aumentando el abordaje de arterias de menor calibre a nivel distal, es decir, por debajo de la rodilla", explica el jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Virgen de Valme de Sevilla y coordinador del Comité Organizador Local de este encuentro, el doctor Andrés García León.

Desde el punto de vista cualitativo, en cambio, "la aportación más significativa se ha producido en los aneurismas de aorta, donde las técnicas endovasculares han reemplazado casi completamente a la cirugía abierta por sus mejores resultados operatorios y postoperatorios precoces y sus plazos más rápidos de recuperación", concluye el doctor García León.

Pese a su corta trayectoria temporal, las técnicas endovasculares se encuentran plenamente incorporadas a la cartera de servicios de la inmensa mayoría de los hospitales en los que hay cirugía vascular. Esto queda constatado en la evolución del Registro de Actividades de los servicios/unidades de Angiología y Cirugía Vascular, que muestra que las nuevas técnicas endovasculares representan aproximadamente el 30 por ciento de la cirugía de venas y arterias que se practica en nuestro país.

La evolución del registro en los últimos años muestra además que, después de duplicarse entre 2009 y 2010, estas nuevas técnicas se han mantenido estables, e incluso con un ligero descenso, en 2011, recuperando la tendencia de crecimiento en 2012, registrando un incremento más significativo en venas (12%) que en arterias (5%).

Esta tendencia continuó durante 2013 (último año del que se disponen datos) en sectores arteriales como los de la aorta torácica, arterias viscerales, aorta abdominal y sector femoropoplíteo (arterias que irrigan a las extremidades inferiores).

Junto con la mesa dedicada al análisis de las novedades en cirugía endovascular, el otro gran hito de interés de este encuentro residirá en el abordaje de la patología tumoral por parte del cirujano vascular, ya sea en primera persona o bien colaborando con otros profesionales. A ello habrá que sumar también el destacado cariz científico de este encuentro, en especial gracias a las numerosos estudios (más de un centenar) presentados por profesionales de Servicios de Angiología y Cirugía Vascular no sólo de Andalucía, sino de toda España, lo que consagra a este congreso -uno de los más veteranos de su especialidad- como uno de los más destacados en su ámbito a nivel nacional.

Prevención de la patología vascular

Aunque muchas patologías vasculares tienen un origen netamente genético (caso por ejemplo del aneurisma de aorta) bien es cierto que seguir hábitos poco saludables también tiene una notable incidencia en el desarrollo de algunas de estas dolencias. En el caso anteriormente citado de la aterosclerosis, muy prevalente, se cree que el consumo de cigarrillos, mantener niveles elevados de colesterol o padecer diabetes dan lugar a la formación de placa, lo que puede llegar a obstruir los conductos vasculares.

"La forma más efectiva de prevenir la enfermedad vascular periférica y el desarrollo de aterosclerosis en otras arterias del organismo es tener hábitos saludables", expone el presidente de la Sociedad Andaluza de Angiología y Cirugía Vascular, el doctor Manuel Rodríguez Piñero, quien también es jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz.

"Tener una dieta rica en frutas, verduras y cereales con bajo contenido de grasas y sal, realizar ejercicio regularmente, al menos 30 minutos al día, no fumar y tener un peso adecuado, son aspectos esenciales, más aún si se trata de pacientes de edad avanzada. La adopción de estos hábitos está recomendada tanto para la prevención como para el tratamiento de todas las enfermedades vasculares, lo cual también es beneficioso para la prevención de otras patologías, alguna estrechamente relacionadas con las vasculares, como la diabetes, el derrame cerebral, la osteoporosis, o el cáncer de colon, entre otras", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.