Los disturbios vuelven a las calles de Oaxaca y dejan más de 50 heridos en pocas horas

  • Entre Policía y miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) en México.
  • Al menos, 40 seguidores de la APPO y 15 agentes resultaron heridos.
Los enfrentamientos entre Policía y miembros de la APPO volvieron a hacer acto de presencia en Oaxaca. (RTRPIX)
Los enfrentamientos entre Policía y miembros de la APPO volvieron a hacer acto de presencia en Oaxaca. (RTRPIX)
Más de medio centenar de personas resultaron heridas y seis vehículos incendiados hoy en Oaxaca, sur de México, en un enfrentamiento entre policías y miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), opuesta al gobernador Ulises Ruiz.

La trifulca, que se prolongó unas
cuatro horas, estalló tras el intento de los manifestantes de tomar el auditorio del Cerro del Fortín, donde pretendían realizar una fiesta alternativa denominada Guelaguetza popular para este lunes para adelantarse a la ceremonia oficial prevista entre el 23 y 30 de julio.

El mes pasado, los maestros y miembros de la APPO acordaron
boicotear la fiesta de la Guelaguetza, una de las más grandes del estado mexicano de Oaxaca, que muestra las costumbres y tradiciones de sus ocho etnias.

La Guelaguetza es un festejo que se realiza en Oaxaca desde 1938, en la que representantes de las dieciséis etnias del estado muestran parte de sus costumbres y tradiciones de cada una de las comunidades indígenas.

El secretario de Protección Ciudadana del estado, Sergio Segreste, informó a Efe que la trifulca dejó
15 policías heridos, 42 detenidos sin que se informara si hubo lesionados por parte de los manifestantes pues de lo cual, dijo, "no tenemos ningún dato".

Agregó que los manifestantes quemaron seis autobuses de transporte público y un camión cisterna.

Por su parte, el portavoz de la APPO, Florentido López, aseguró a Efe que en el enfrentamiento hubo "
cuarenta lesionados de su organización, y todos han sido atendidos por médicos particulares".

Explicó que las lesiones fueron consecuencia de los golpes con piedras y macanas o intoxicados por gases lacrimógenos, y también resultaron parcialmente incendiados un restaurante y parte de un hotel de cuatro estrellas.

Para el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles del estado de Oaxaca, Felipe Castillo, el enfrentamiento de hoy "es el tiro de gracia" para la iniciativa privada, pues "ahora sólo tenemos de un 20 a 25 por ciento de ocupación hotelera y con esto ya nadie querrá venir a Oaxaca".
Mostrar comentarios

Códigos Descuento