Por primera vez hay más bodas civiles que religiosas en Madrid

  • El año pasado, 12.900 parejas se casaron en los juzgados frente a las 11.890 que lo hicieron por la Iglesia.
  • Madrid es una de las cuatro comunidades donde se ha invertido la tradición.
De iz a d: Severiano y Yolanda, casados por la Iglesia, y Myriam y Miguel Ángel, que se casarán por lo civil. (J. PARÍS)
De iz a d: Severiano y Yolanda, casados por la Iglesia, y Myriam y Miguel Ángel, que se casarán por lo civil. (J. PARÍS)

Las parejas de la región han empezado a romper con la tradición de casarse 'como Dios manda', y el año pasado, por primera vez en la historia, el número de matrimonios civiles superó al de religiosos en Madrid. La comunidad se convierte así en una de las cuatro a la vanguardia en esta tendencia, junto con Cataluña, Baleares y Canarias.

Ni divorciados ni homosexuales pueden desposarse por la Iglesia

En 2006, 12.900 parejas madrileñas eligieron al juez para contraer nupcias, según el Instituto Nacional de Estadística, frente a las 11.889 que prefirieron al sacerdote.

Números que contrastan con los del año anterior, cuando hubo 16.387 matrimonios por la Iglesia y 11.930 por lo civil.

Las principales razones de este cambio son, según Roberto Barbeito, profesor de Sociología de la Universidad Rey Juan Carlos, el divorcio exprés y los matrimonios gays (954 en 2006). "Ni separados ni homosexuales pueden desposarse por la Iglesia", explica. Otra causa es la inmigración, más proclive a casarse por lo civil para ahorrarse papeleo.

Menos bodas en general

Los datos demuestran además que, civil o eclesiástico, el matrimonio no está de moda en la región. Desde 2003, el número de bodas en Madrid ha bajado en un 16,5% (de 29.735 a 24.857). Sin embargo, cada vez hay más inscritos el en el Registro de Parejas de Hecho de la Comunidad: un 12,5% más desde 2003 (de 1.564 a 1.761). En el conjunto de España, la gente sigue anclada en la tradición: en 2006 hubo 117.581 bodas religiosas frente a 93.596 civiles.

"Si la tendencia continúa, estamos ante un auténtico cambio de las estructuras sociales", afirma Barbeito. "Y eso sin tener en cuenta los que no formalizan su situación, que también van a más", precisa.

Maneras de vivir

Casados por la Iglesia. Severiano y Yolanda.

"La familia empujó". «Nos daba igual la forma de matrimonio, pero nuestros padres querían una boda de las de toda la vida», afirman Severiano García (39 años) y Yolanda Serrano, de 37. Cinco años después, la pareja es feliz y tiene un niño, «que es el que sale más beneficiado por las ayudas económicas», afirman.

Se casarán por lo civil. Myriam y Miguel Ángel.

"No queremos hipocresía". «Nos parece una falsedad casarnos por la Iglesia cuando no profesamos ninguna religión». Así de claros se muestran Miguel Ángel Utrilla (23 años) y Myriam Gómez (25). Llevan dos años emparejados y, aunque aún no tienen fecha prevista de boda, aseguran que «será por lo civil».

Pareja de hecho. Elena y Manuel.

"Tenemos menos ventajas". Después de 10 años juntos, Elena (49 años) y Manuel (54), decidieron registrase como pareja de hecho. «Él prefería civil, pero yo ya pasé por un divorcio muy duro», explica. Aún así, reconocen no tener tantas ventajas como los matrimonios.

Viven juntos. Alberto y Raquel.

"De momento, mejor así". Comparten tres años de pareja y una hipoteca a medias, pero cada uno va con sus gastos por separado. Alberto Martínez, de 34 años, y Raquel Fernández, de 31, aseguran que, de momento, viven mejor así. «No hay que firmar nada, ni andarse con papeleos. Sólo hay que estar juntos».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento