La princesa Victoria, heredera de la Corona sueca ha celebrado hoy su 30 cumpleaños en compañía de su familia y siguiendo un protocolo rígido, que incluyó el tradicional saludo a la ciudadanía desde el balcón de palacio.

La celebración oficial comenzó con una recepción a miembros del Parlamento y del Gobierno, incluido el primer ministro Fredik Reinfeldt, quien en nombre del Ejecutivo regaló a la princesa una televisión de pantalla plana para su despacho.

Tras los actos en Estocolmo, la princesa Victoria y su familia se desplazaron a la isla Oland, donde suelen pasar parte de sus vacaciones estivales, para continuar, también con una recepción oficial, la celebración del cumpleaños de la heredera.