La Guardia Civil de la Comandancia de Algeciras (Cádiz) ha intervenido 4.000 cajetillas de tabaco de contrabando en dos autobuses en el marco de un control de vehículos y ocupantes procedentes del barco de Tánger que la Guardia Civil de la Sección Fiscal tiene establecido en el puerto del municipio gaditano de Tarifa.

En concreto, en los huecos laterales del paso de rueda de uno de los autobuses registrados se ha localizado un total de 890 cajetillas de tabaco "sin las precintas reglamentarias", y 42 pares de zapatillas deportivas de marca supuestamente falsificadas, según ha informado la Benemérita en una nota.

En el segundo autobús, en un doble fondo realizado en la zona de los asientos, se han intervenido 3.110 cajetillas de tabaco de contrabando, al tiempo que se ha localizado debajo del autobús a un inmigrante menor de edad, "en buen estado de salud".

Otro inmigrante, también menor, ha sido interceptado cuando salió escondido en un autobús del barco procedente de Tánger y antes de pasar el control de Guardia Civil "salió corriendo hacia el aparcamiento de los vehículos oficiales", donde ha sido interceptado.

Los conductores de los autobuses han sido denunciados por sendas supuestas infracciones administrativas de contrabando, y uno de ellos también a la Ley de Propiedad Industrial, mientras que los inmigrantes interceptados, menores de edad, han sido puestos a disposición del cuerpo policial competente, según ha informado el Instituto Armado.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.