Nepal, Cultural Heritage Sites of Nepal, 2015
El Palacio Real de Katmandú tras el terremoto de 2015 René Fan/World Monuments Fund

Templos religiosos de todo un país devastados por un terremoto (Nepal); una antigua ciudad submarina amenazada por la contaminación provocada por los grandes barcos cargueros y petroleros (Pavlopetri, Grecia); una villa histórica ubicada en una colina que requiere con urgencia planificación urbana (Amedy, Irak); las ruinas de una ciudad swahili de la era medieval que están en riesgo debido al clima y a los saqueadores (Ruinas de Kua, Tanzania); una obra maestra de la ingeniería moderna a punto de ser desmantelada (Torre Shukhov, Rusia); un conjunto de baños públicos de la era eduardiana aún en uso pero bajo el riesgo de ser cerrados debido a recortes en el gasto público (Moseley Road Baths, Reino Unido)...

Son media docena de ejemplos de un listado de 50 cuya enumeración es para echarse a llorar o dejar de creer en la inteligencia y la sensibilidad de la raza humana. Componen el medio centenar de monumentos, lugares, conjuntos o construcciones señalados en riesgo grave de deterioro por abandono, desidia política, desinterés social, impacto humano o efecto de catástrofes naturales. Aparecen en la lista bianual de patrimonio cultural en peligro [PDF] que acaba de publicar el World Monuments Fund (Fundación Mundial de Monumentos, WMF según sus siglas en inglés), una organización no gubernativa fundada en 1965 y dedicada a la preservación de sitios de arquitectura histórica y patrimonio cultural de todo el mundo a través de trabajo de campo, promoción, concesión de subvenciones, educación y formación.

'Problemas que pululan en todo el mundo'

En este mapa de abandonos colectivos, con localizaciones en 36 países de los cinco continentes, hay desde lugares prehistóricos como los fascinantes y misteriosos geoglifos de Chug-Chug en Atacama (Chile) hasta construcciones del siglo XX, como el mercado y otros edificios del barrio de Tsukiji de Tokio, que van a ser relocalizados —un verbo que bajo ante el cual conviene siempre esperar lo peor— por los Juegos Olímpicos de 2020. Los sitios incluidos en el Watch 2016Objetivo 2016, nombre del programa del WMF— son "casos emblemáticos de los problemas de conservación que pululan en todo el mundo", dicen desde la organización.

Redirigir la atención de la comunidad hacia la fragilidad de estos sitios El programa quiere ser una "llamada a la acción" para "redirigir la atención de la comunidad internacional hacia la fragilidad de estos sitios y los peligros que enfrentan", desde desastres naturales y conflictos político-bélicos, hasta la presión del desarrollo y la carencia de recursos nacionales o locales. El WMF estudia y analiza oportunidades para que las comunidades locales colaboren con agencias de conservación, gobiernos, empresas patrocinadoras y otros actores para ayudar a garantizar el futuro de cada sitio.

Referencia tácita al Estado Islámico

Bonnie Burnham, presidenta y directora ejecutiva de la organización, dice que los 50 objetivos de este año son "lugares extraordinarios que merecen ser celebrados porque representan momentos fundamentales de la cultura humana", no solamente desde un punto de vista monumental, histórico o constructivo, sino también por su valor social, cultural, expresivo o de memoria colectiva. La lista incluye intencionadamente un monumento sin nombre para recordar el "daño deliberado y calculado a miles de lugares del patrimonio cultural en muchas áreas de inestabilidad política y social", en una referencia tácita a la destrucción de templos y edificios civiles milenarios por el Estado Islámico.

La Fundación Averly podría ser urbanizada en sus dos terceras partes Dos de los objetivos de conservación y tutela están en España. Uno es la sede de la Fundición Averly, en Zaragoza, uno de los complejos industriales más importantes y grandes del país. Construida en 1880, ocupa una hectárea de terreno y fue cerrada definitivamente en 2013. Aunque está catalogada como bien de interés cultural, las dos terceras partes de la extensión —que incluye viviendas y jardines además de los edificios industriales— forman parte de planes de reurbanización municipales que prevén derribos y construcción de edificios residenciales.

Los eclécticos monasterios sevillanos

El segundo es el complejo de conventos de clausura y monasterios de Sevilla, la ciudad con más cenobios en uso del mundo, quince (en 1993 eran 41). Están en precario estado de conservación, pese a que se trata de edificios de gran valor arquitectónico por la ecléctica fusión de estilos que muestran, desde el gótico y el mudejar hasta el renacentista y el barroco. Los que se encuentran en peor estado son los de San Clemente y San Leandro, del siglo XIII, y el WMF cree que es buen ejemplo a seguir la renovación del de Santa Paula, primero en ser calificado como monumento histórico y reconvertido en parte en museo.

El yacimiento egipcio de Abusir-el-Malek fue expoliado durante el clima agitado de la Primavera Árabe Uno de los expolios más recientes cometidos contra un yacimiento arqueológico, el egipcio de Abusir el-Malek (3.000 años antes de nuestra era), es citado como ejemplo de las consecuencias perversas de la anarquía política como detonante del pillaje y el saqueo. "Después de la Primavera Árabe de 2011, cuando el patrullaje y monitoreo de sitios arqueológicos se volvió más difícil, hubo un terrible aumento en el número de expolios de sitios del patrimonio cultural, y Abusir el-Malek fue uno de los más saqueados de toda la región", apunta el informe.

El Vedado de La Habana se está perdiendo

En el caso de otros ámbitos, las amenazas son "el abandono y la demolición, la falta de inversión y la necesidad de una mejor planificación". Sucede con el bello centro histórico de Vyborg (Rusia), con edificios de gran valor abandonados y a punto de ruina que requieren una "aplicación más estricta de las leyes de protección del patrimonio cultural"; con el barrio de El Vedado, el núcleo de La Habana moderna, un ejemplo de planificación urbana de principios y mediados del siglo XX, que se está perdiendo debido a una falta de inversión en los inmuebles del distrito, un débil marco regulatorio para la protección y el elevado número de modificaciones inadecuadas, y la capital rumana, Bucarest, amenazada por el abandono y la demolición de edificios históricos, el desarrollo descontrolado y la mala rehabilitación inadecuada. 

Una prisión albanesa y cien campos de concentración fascistas en Italia  Entre los "lugares de conciencia" que deben ser protegidos, el WMF cita la tristemente célebre prisión de Spaç (Albania), que funcionó de 1968 hasta la caída, a inicios de los años noventa, del comunismo, y algunos de los cien campos de concentración construidos por el fascismo italiano entre 1939 y 1943, de los que solamente perviven estructuras simples, dejando "casi olvidado" un capítulo de la historia reciente del país.

Edificios religiosos casi abandonados

El informe también señala edificios religiosos semiabandonados pese a su importancia y singularidad, como Misión de San Xavier del Bac, en Arizona (EE UU), un importante templo parroquial para los muchos indígenas americanos del área; la Ermita de Barranco, símbolo del patrimonio cultural marítimo de Lima, y doce de las iglesias históricas de Santiago de Cuba, pilares de la vida social, cultural y religiosa de la ciudad en el pasado.

El Paseo Marítimo de Beirut es la última víctima del frenético desarrollo inmobiliario Lugar de entierro de presidentes y cientos de otros personajes ilustres que ha sufrido los efectos de numerosos terremotos, el Cementerio General de Santiago de Chile ha sido "abandonado por las autoridades municipales" y el bello paseo marítimo de Beirut y el Dalieh Raouche, un acantilado con pozas para el baño, son las "últimas víctimas del frenético desarrollo inmobiliario que ha destruido muchos de los espacios al aire libre de la capital libanesa".