La alcaldesa de Torre Pacheco, Josefina Marín, ha defendido que a ella la eligió el pueblo como primer edil y que "será dentro de cuatro años el pueblo el que me tenga que quitar", según ha declarado respecto a su imputación por prevaricación por presuntas irregularidades en la contratación de una interventora municipal.

En declaraciones a Cadena SER Cartagena recogidas por Europa Press, la alcaldesa ha asegurado que ella va a seguir "luchando" por su pueblo, y cree que si realmente es un "desastre" y lo está haciendo "fatal", hay "otras medidas para quitar un alcalde" pero, de momento, considera que "no hay ningún motivo para" quitarla.

Marín, que esta tarde se reunirá con el Comité local del PP para decidir ha declarado que se siente "bien" y no quiere que esta polémica le afecte en el día a día, en su trabajo y en su vida personal, aunque le entristece que "lo menos importante es lo que haya pasado".

"Yo hice una sustitución provisional porque inhabilitaron al interventor del Ayuntamiento y en abril era el concurso, y habíamos entrevistado a varias aspirantes, es decir, simplemente hicimos una sustitución como las que se han hecho cientos de veces por vacaciones o por excedencias; yo que me iba a imaginar nada", ha zanjado.

Por otro lado, ha recordado que el Comité Ejecutivo del PP local celebró una reunión el pasado jueves en Torre Pacheco, en la que estaba el presidente del PP del municipio, Alberto Garre, y se dijo que era una decisión que había que tomar "a nivel regional, no en la sede local". Ahora, si las cosas han cambiado, la alcaldesa ha señalado que se enterará "esta noche".

Por otro lado, ha descartado que, de momento, los grupos de la oposición vayan a presentar una moción de censura porque "no podrían volver a hacer otro pacto ahora para no dejar gobernar al PP, y cualquier movimiento de moción de censura que hagan contra el PP tiene que estar justificado y tener motivos, cosa que ahora no tienen".

Consulta aquí más noticias de Murcia.