La Junta de Castilla y León extenderá a toda la Comunidad en 2016 el proyecto puesto en marcha en Valladolid para detección precoz de cáncer de mama en el medio rural mediante el cual, junto a Diputación y Asociación Española Contra el Cáncer (AEEC), se organizan rutas de transporte desde 99 municipios para acudir a pruebas preventivas en el Hospital Universitario Río Hortega de la capital vallisoletana.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha asegurado que se dirigirá a todas las diputaciones de la Comunidad para trasladar el convenio firmado con la de Valladolid y la AECC en la provincia con el fin de poner en marcha este programa en 99 localidades de ocho zonas básicas de salud del Área de Salud Valladolid Oeste, que próximamente se extenderá a toda la provincia, para lo que la Institución provincial vallisoletana ya ha mostrado su compromiso.

Tras la rúbrica del acuerdo para su puesta en marcha en estos municipios, que se ha llevado a cabo en el Ayuntamiento de Medina de Rioseco (Valladolid) dado que la localidad hace 13 años que desarrolla esta iniciativa, Sáez Aguado ha asegurado que este mismo martes trasladaría este convenio a las otras ocho diputaciones para intentar hacer lo mismo en toda la Comunidad.

El convenio suscrito precisamente en el Día Mundial contra el cáncer de mama por el consejero, el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, y el presidente de la AECC en Valladolid, Francisco Javier Arroyo, —en presencia del alcalde de Medina de Rioseco, Artemio Domínguez— supone que una aportación de la Institución provincial de 5.000 euros que, sumados a 1.000 de la Asociación, permitirá que se organicen estas rutas para facilitar la participación de mujeres rurales en el programa de cribado de cáncer de mama.

El programa se extiende a otras siete zonas básicas de salud rurales del área Valladolid Oeste, además de la Medina de Rioseco, concretamente a las de Medina de Rioseco, Mota del Marqués, Villafrechós, Tordesillas, Villalón, Pisuerga, Valladolid Rural II y Mayorga de Campos.

Las rutas de transporte se organizan, generalmente, en martes o viernes y llegan al hospital a partir de las 15.00 horas. Las citas las concierta la Gerencia Regional de Salud y el transporte lo gestiona la AECC —no tiene coste alguno para las participantes—.

Facilitar la participación

El objetivo es que las mujeres de zonas rurales con edades comprendidas entre los 45 y 69 años participen en esta iniciativa, dentro del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, que supuso que en Castilla y León se realizaran el pasado año 126.868 mamografías, que concluyeron con el diagnóstico de 314 positivos, un 0,25 por ciento —la tasa por tanto se sitúa en 2,5 casos por cada mil habitantes—. Las mujeres con diagnóstico en cáncer de mama ascienden a 10.623, con una edad media de 63,82 años.

Casi el 87 por ciento de las mujeres diana de Valladolid participan en el programa, algo más que en Castilla y León (en torno al 86 por ciento), cuando la detección precoz es muy importante, ya que permite incrementar la supervivencia. En concreto, ha explicado el consejero, más del 90 por ciento de las mujeres superan los cinco años y algo menos los diez.

"El programa es útil, efectivo, eficiente", ha asegurado Sáez Aguado, quien ha añadido que además contribuye a reducir la mortalidad, mejorar la calidad de vida e incrementar "sensiblemente" la supervivencia. Además, ha recordado que el objetivo de su departamento es lograr la cronicidad, dado que aún no hay capacidad para prevenir la aparición del cáncer, aunque ha insistido en que sí su detección precoz.

Así, dado el beneficio del programa, en las "próximas semanas" se trabajará para coordinar las citas para las mamografías en el Hospital Clínico Universitario con las rutas de transporte y poder extenderlo así al Área Este de Valladolid. Posteriormente, se tratará de extender a toda la Comunidad, a donde se espera que llegue el próximo año.

Además, ha apuntado Sáez Aguado, en Castilla y León se mantiene una unidad móvil de mamografía que llega a zonas periféricas de Burgos, El Bierzo (León) o el sur de Ávila, aunque por los criterios de calidad hacen que sea mejor un mamógrafo fijo, lo que justifica esta iniciativa.

Tras la firma del convenio, el presidente de la AECC en Valladolid ha recordado que la puesta en marcha de esta iniciativa en Medina de Rioseco ha supuesto en 13 años la realización de 1.400 mamografías, por eso supone una "referencia" en la detección precoz de esta enfermedad, de la que en Valladolid se detectan unos 300 casos al año (unos 25.000 en toda España).

Colaboración con el tercer sector

En esta línea, el presidente de la Diputación de Valladolid ha incidido en la importancia de promover estas iniciativas, apoyadas en "tres patas" como son la Administración autonómica, la Institución provincial y el Tercer Sector representado por la AECC, que ha recordado es una de las pocas Medallas de Oro de la provincia.

Además de promover la realización de estas pruebas de detección precoz, ha incidido Jesús Julio Carnero, se trata de que estas mujeres acudan juntas y "no se sientan solas", algo que ha afirmado que en el mundo rural "se valora".

Por su parte, el consejero de Sanidad ha reconocido el trabajo de la AECC, que ha reconocido que generalmente va "por delante" en los planteamientos de las administraciones y ha reiterado que el cribado de cáncer de mama y la realización de estas pruebas es una prestación "absolutamente eficiente", que además está "muy consolidada" y que hay que "mantener y potenciar".

Además, ha recordado que se trabaja en otras muchas iniciativas relacionadas con el cáncer como los consejos genéticos de esta enfermedad y ha abogado por aprovechar la investigación para detectar los diferentes tipos de cáncer y el tratamiento más adecuado.

Asimismo, ha destacado la programas relativamente nuevos en España como el puesto en marcha en Castilla y León de "largos supervivientes", que supone una desvinculación progresiva de personas que en años anteriores han padecido cáncer con el fin de que su seguimiento se lleve por parte de los médicos de familia, en coordinación con los oncólogos.

Sáez Aguado también ha recordado que además de todas estas medidas el cáncer se puede prevenir también con estilos de vida saludables y ha aconsejado evitar cuestiones como el sedentarismo o el tabaco, por ejemplo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.