El PSPV, Compromís y Podemos han registrado este lunes una proposición de ley para derogar la 'Ley de Señas de Identidad' que impulsó el Partido Popular en la pasada legislatura y que consideran una norma "absolutamente innecesaria" fruto de una "maniobra electoralista para alzarse como defensores de una supuesta valencianía que no conecta con las inquietudes reales de la gente en la calle".

Así lo han puesto de manifiesto los síndics de los tres grupos, que suman la mayoría parlamentaria, Manuel Mata (PSPV), Fran Ferri (Compromís) y de Antonio Montiel (Podemos), al acudir a presentar la iniciativa en el registro en el hemiciclo valenciano.

En el documento que han presentado exponen que la Ley 6/2015, de 2 de abril de la Generalitat, de reconocimiento, protección y promoción de las señas de identidad del pueblo valenciano fue aprobada únicamente con los votos favorables del Grupo Parlamentario Popular. "A falta de consenso con el resto de fuerzas del arco parlamentario se le añadió que su tramitación contó con la calificación de innecesaria tanto por parte del Consell Jurídic Consultiu (CJC) como del Comitè Econòmic i Social" de la Comunitat Valenciana, remarca el texto.

Asimismo, señala que la diversidad cultural del pueblo valenciano ya viene recogida y reconocida en el artículo 12 del Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana y por tanto, la citada Ley 6/2015 es "contraria al mismo al delimitar 'numerus clausus' que cercenan su espíritu integrador".

Desde las Corts, institución que representa a toda la ciudadanía valenciana, continúa la proposición de ley, "nunca se tendrían que haber utilizado las señas de identidad de nuestro pueblo como elemento de confrontación social y política. I es con este fundamento que mediante la presente proposición de ley se quiere volver a la pluralidad como condición inherente de la identidad valenciana".

"policía identitaria"

Para el síndic del grupo Compromís, Fran Ferri, la 'Ley de Señas de Identidad' fue un "intento electoralista del PP de reavivar ciertos problemas en la sociedad valenciana que solo hacían que dividir y en esa división intentaban pescar votos" aunque "se ha demostrado que no les sirvió para nada".

Además, ha agregado, es "una ley innecesaria". Ya lo dijo el CJC, ha recordado, que ya existe una ley de símbolos que define "muy bien" cuales son los símbolos de nuestra autonomía.

Según Ferri, la Ley de Señas convierte a la Administración en "una especie de policía identitaria", algo que Compromís considera que "no es la tarea que debe hacer". "Para nosotros una Administración debe dedicarse la gestionar la sanidad, educación, servicios sociales y la economía pero nunca a hacer de policía identitaria y por eso pedimos la derogación de esta ley", ha sentenciado.

Desde Podemos, Antonio Montiel ha coincidido plenamente con en que se trata de una norma "absolutamente innecesaria" y ha apuntado que las prioridades deberían centrarse en la revisión de la Llei d'Ús i Ensenyament para reforzar el papel del valenciano en los medios de comunicación y en la administración autonómica y de justicia, apoyar medidas para la defensa del patrimonio artístico y del patrimonio cultural valenciano, las tradiciones y valores como haber defendido la Radiotelevisió Valenciana (RTVV).

Así, se ha considerado que la norma impulsada por el PP era "una maniobra electoralista para alzar la bandera de ser los únicos defensores de una supuestas valencianía que no conecta con las inquietudes reales de la mayoría de la gente en la calle como han demostrado los resultados electorales", ha apuntado.

De este modo, ha apostado por "derogarla y a partir de ahora hablar con seriedad de lo que es el patrimonio de los valencianos y la identidad valenciana, y trabajar en esa dirección para buscar el consenso y no como se hizo al final de la legislatura que dividía".

Por su parte, el portavoz del grupo Socialista, Manuel Mata, ha celebrado que con esta iniciativa que presentan hoy "vuelve a estar la identidad valenciana, su patrimonio, su lengua y su bandera en manos de los valencianos y las valencianas que son los propietarios, no es una propiedad del PP", ha puntualizado.

A su entender, los 'populares' querían crear una "ley artificial" cuando ya teníamos una ley de señas y una Acadèmia Valenciana de la Llengua que "son las garantías absolutas de nuestra protección". "El PP, como siempre, quería inventarse batallas que no existen, quería inventarse una policía de seguimiento de pensamiento de la gente y estas cosas se tienen que anular".

Ahora, PSPV, Compromís y Podemos cumplen con su "compromiso electoral" de retirarla, ha dicho Mata, quien ha concluido que "la identidad vuelve a ser propiedad del pueblo valenciano y no del PP".

Consulta aquí más noticias de Valencia.