El filósofo José Antonio Marina ha afirmado esta tarde que "se habla mucho de que hemos entrado en la era del conocimiento y de la tecnología, pero donde hemos entrado en la era del aprendizaje, porque aprender es el recurso que tiene la inteligencia para adaptarse a los entornos".

Marina ha realizado estas manifestaciones antes de dictar la conferencia 'La era del aprendizaje', en el Aula Magna del Edificio Quintiliano, dentro del ciclo 'La sociedad en busca de referentes', que forma parte del programa de Cursos de Verano 2015 de la Universidad de La Rioja (UR).

Ha asegurado que cuando "un entorno es muy estable, la época de formación puede ser muy corta, porque vale para toda la vida, pero cuando los entornos son muy cambiantes, hay que estar aprendiendo o uno se queda al margen".

En este punto, el impulsor de la Universidad de Padres ha destacado que la "aceleración que está teniendo el mundo es brutal, y entonces nos exige a todos un esfuerzo de aprendizaje toda la vida, y a los alumnos jóvenes hay que formarles para un mundo en el qué no sabemos cómo va a ser, qué herramientas van a utilizar o qué sistemas conceptuales van a emplear, y tenemos que hacer una anticipación imaginaria de la educación".

Marina ha destacado que la universidad "lo tiene más fácil, porque está dirigida a la empleabilidad, y por tanto lo que hay que estar pendientes de lo que se está cociendo en el mundo empresarial", mientras que "los que nos dedicamos a la educación más básico lo tenemos más difícil, porque pueden pasar muchos años para que lleguen al mundo laboral; con la idea de que la universidad solo les va a utilizar la capacitación profesional, y el resto de la formación, que es esencial para la vida, se lo tenemos que enseñar nosotros".

El también pedagogo ha resaltado que en la educación de los niños "todos estamos influyendo directa o indirectamente en lo que reciben, con dos agentes educativos privilegiados, como son la familia y la escuela, pero que no son dos burbujas que estén en un espacio vacío, sino que están en una sociedad que presiona, que contamina y que ayuda, y los padres son padres de esta sociedad, y la escuela es la escuela de está sociedad, y ahí cosas que van en contra del sistema educativo".

Para finalizar, ha apuntado sobre los pactos educativos que "no son la panacea", sino que lo que aportan "es estabilidad", pero "después hay que hacer una buena ley y sobretodo gestionar bien", algo que "hasta ahora ha sido catastrófico". De hecho, ha indicado que con el presupuesto educativo que teníamos, del 5 por ciento, "podíamos tener en cinco años un sistema educativo de alto rendimiento, algo que no podrá ser porque no hay gestión, ni voluntad".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.