La Junta de Gobierno Municipal de Calahorra abordó "el espinoso asunto de la liquidación del contrato de espectáculos taurinos para las fiestas patronales de 2011 a 2014", sobre el que "hay un conflicto por incumplimiento de la empresa adjudicataria".

Al respecto, la concejal portavoz, Rosa Ortega, ha dejado claro este miércoles que "el Ayuntamiento afrontará, de forma subsidiaria, pagos que debió realizar la empresa; pero destacando que esos pagos no irán más allá de la cantidad asignada en el contrato"; de esta manera, Ortega "considera que el consistorio cumple su parte y que el resto es exigible únicamente al deudor".

Cabe recordar que el 27 de junio de 2011, el Ayuntamiento adjudicó a Taurovisión S.L. -única empresa que presentó oferta- "un contrato de servicio de gestión de espectáculos taurinos de 2011 a 2014 con un importe de 59.000 euros para aquella primera temporada".

La entonces concejal de Festejos, Mª Teresa Antoñanzas, presentó a Taurovisión como "una empresa solvente y con demostrada experiencia en la gestión de plazas de toros y en la organización de espectáculos taurinos", que había presentado además notables mejoras al pliego de condiciones.

Según informaciones publicadas desde 2011 hasta ahora, Taurovisión "se habría esforzado por recuperar la feria taurina de Calahorra y la cantidad del primer año se modificó en sucesivos ejercicios según las variaciones del IPC, de modo que el año pasado el contrato importó 60.199 euros".

"De las pérdidas de la empresa, los únicos datos notificados a la prensa corresponden al festejo benéfico que a favor de Cáritas y la Asociación Española Contra el Cáncer se celebró el 3 de marzo de 2012 y en el que Taurovisión declaró haber perdido 5.907 euros".

Posteriormente, el Boletín Oficial de La Rioja del 20 de abril de este año "recogía la notificación del inicio de expediente de reclamación, previa a la vía jurisdiccional civil, para la reclamación de cantidades vinculadas a la ejecución del contrato de espectáculos taurinos".

Según ha explicado este miércoles Rosa Ortega, "el dinero asignado al contrato para el último año no fue abonado a la empresa y con él se han ido pagando cantidades a los acreedores que más han madrugado en presentar su queja por impago; pero los servicios técnicos municipales tratan de dilucidar ahora si esta forma de gestión es correcta y ajustada al caso".

Por eso, la Junta de Gobierno acordó ayer la revisión del oficio que se aprobó en la Junta de Gobierno de noviembre de 2014 para la liquidación del contrato.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.