El sindicato CCOO-A constata que "las personas mayores se han convertido en el colchón para miles de familias, y eso está empeorando seriamente la calidad de vida" de este colectivo.

Así lo ha manifestado el secretario general de CCOO de Andalucía, Francisco Carbonero, en una rueda de prensa en Sevilla en la que ha presentado junto al secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO confederal, Carlos Bravo, el estudio que cada año elabora la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO bajo el título 'Observatorio Social de las personas mayores. Para un envejecimiento activo'.

Según los datos constatados en el informe, las personas mayores de 64 años conforman el 20 por ciento de la población en España —8.269.000 de 41.800.000 habitantes—, y "han visto mermada su capacidad económica al convertirse, con sus pensiones, en el único sustento de muchas familias, y sufrir al mismo tiempo los efectos de recortes presupuestarios en materias como sanidad o dependencia", según ha explicado el sindicato en una nota.

En referencia a las pensiones, el secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO confederal, Carlos Bravo, ha manifestado que "el uso que está haciendo el Gobierno del Fondo de pensiones al consumir de manera anticipada e inadecuada el montante acumulado para destinarlo a políticas activas de empleo pone en peligro el sistema, cuando la prioridad tiene que ser garantizar su sostenibilidad como factor clave de lucha contra la pobreza". Según datos recogidos en el informe, la pensión media es de 890 euros, mientras que en Andalucía es de 800 y la viudedad de 596 euros.

La "privatización silenciosa —que está sufriendo el sistema público de salud, donde se está recortando presupuesto cuando este, ante una población con más esperanza de vida, tendría que ser creciente—", es otra de las cuestiones que aparecen en el informe.

El secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados Estatal, Julián Gutiérrez, ha subrayado además que "el copago sanitario conlleva serias dificultades para las personas mayores, ya que 450 medicamentos han sido retirados de la sanidad pública, muchos de los cuales son utilizados de forma habitual por ese sector poblacional".

Para CCOO, los servicios sociales "también han sufrido un debilitamiento con la crisis y, en especial, el sistema de atención a la dependencia supone otro agravio para el colectivo de más de 65 años, donde se aglutina la mayor parte del medio millón de personas sin atender", según datos aportados por Bravo.

Gutiérrez, por su parte, ha explicado que "de las plazas residenciales existentes, 36.200 en total, solo 9.000 son públicas, mientras que 27.100 son privadas, con la dificultad económica que ello supone", a lo que "se une la falta de reconocimiento de los profesionales del sector, 15.000 en Andalucía, y el hecho de que en el 38 por ciento sea algún familiar —mujer en el 90 por ciento de las veces—, quien tenga que hacerse cargo de la persona dependiente ante la parálisis de este servicio público".

En cuanto al riesgo de pobreza de las personas mayores, Gutiérrez ha matizado que aunque el porcentaje sea inferior a la media, "eso no significa que este colectivo sea más rico, sino que el resto, debido a la precariedad laboral, es más pobre". De hecho, según datos recogidos en el Observatorio, "7.000.000 de personas no pueden pagar las facturas relacionadas con la energía y un 33 por ciento de las encuestadas no pueden encender la calefacción", si bien "la cara más amarga la encontramos en los 7.000 fallecimientos anuales derivados de la pobreza energética".

Propuestas sindicales

Así las cosas, CCOO ha reiterado "la necesidad de avanzar hacia un modelo productivo que aproveche las potencialidades de nuestra economía, y los servicios a las personas mayores es un filón para poder crear empleo estable y de calidad".

Bravo se ha referido al turismo social del Imserso, del que se beneficia más de un millón de personas y del que dependen 100.000 empleos, y que constituye un programa que "no podemos permitir que se ponga en peligro por la respuesta tardía de Administración o por la lucha entre partidos por hacerse con él".

Asimismo, el sindicato ha exigido a Gobierno y partidos que "centren sus campañas electorales en la renta mínima —cuya propuesta de CCOO y otros agentes fue despachada de modo irregular en Andalucía—; en una reforma fiscal justa, y no en la que ha provocado el Gobierno central, que ha sido oportunista, inconsistente y electoralista, porque ni es la que necesita la gente ni va a cumplir el déficit cero; y en la protección social, porque no estamos dispuestos a aceptar que se siga recortando para equilibrar los presupuestos", concluyen desde CCOO.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.