MÉS per Menorca ha pedido este miércoles al Govern que incorpore una excepción al borrador del proyecto de ley sobre la tasa de reinversión turística para que ningún paciente y acompañante se vea obligado a pagar a tasa cuando se desplace a Mallorca desde Menorca, Ibiza y Formentera para ser atendido en el Hospital de Son Espases.

"Se trata de una medida preventiva para evitar perjuicios derivados de la insularidad en el acceso a los servicios sanitarios de la comunidad autónoma", ha dicho el diputado de la formación menorquinista, Nel Martí, quien ha recalcado que estos perjuicios no se deberían de producir una vez que se haya implementado definitivamente el nuevo modelo de atención al paciente y acompañante desplazado a Mallorca en el que está trabajando el Govern.

"Ningún paciente deberá pagar ni avanzar ni un céntimo en concepto de transporte aéreo y de residencia", ha indicado Martí.

El diputado de Més per Menorca ha recordado que gracias al nuevo convenio con Can Granada la situación ha mejorado y, según ha dicho, ya son pocos los pacientes que han de avanzar el coste de la estancia en Palma.

Sin embargo, Martí ha señalado que desde su partido están obstinados a que cualquier servicio, especialmente sanitario y educativo, ha de contemplar medidas correctoras que garanticen la igualdad de todos los ciudadanos independientemente de la isla de residencia en el acceso al servicio en cuestión.

"Por eso queremos que la tasa turística contemple medidas excepcionales y correctoras que eviten perjuicios sobre el acceso de los ciudadanos a los servicios del IB-Salut", ha concluido.

La propuesta ha sido trasladada al Govern, que ha comunicado que la estudiará y la incorporará al texto definitivo del proyecto de ley si no hay impedimentos legales.