Los precios bajaron seis décimas en septiembre en Cantabria en relación a agosto de este año y el IPC (Índice de Precios de Consumo) ha repuntado al -1,4% en tasa interanual debido al abaratamiento de la electricidad y de los carburantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) difundidos este miércoles y recogidos por Europa Press.

En España, el IPC bajó un 0,3% en septiembre respecto al mes anterior y redujo cinco décimas su tasa interanual, hasta el -0,9%, también por el abaratamiento de la electricidad y de los carburantes.

De este modo, el IPC interanual en el país encadena dos meses consecutivos en negativo después de haber regresado durante los meses de junio y julio a tasas positivas del 0,1%. Con esos avances en el sexto y el séptimo mes del año, el IPC interanual decía adiós a once meses de tasas negativas. Sin embargo, el recorte de los precios de la electricidad y de los carburantes ha devuelto el índice a valores negativos en agosto y septiembre.

En Cantabria, el descenso en seis décimas en septiembre respecto a agosto se debió principalmente a la bajada de los precios de los hoteles, cafés y restaurantes (-2,1%) por el descenso de los precios de los hoteles y otros alojamientos, y del ocio y la cultura (-2%), debido, en su mayoría, al descenso de los precios del viaje organizado.

También se redujeron mensualmente los precios del transporte (-1,5%), por la disminución de los precios de los carburantes y lubricantes; la vivienda (-1,3%) a consecuencia de la bajada de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción y del gas; y el menaje y otros (-0,2%).

En el lado contrario, se incrementaron los precios del vestido y el calzado (2,4%), que refleja el comportamiento de los precios tras la finalización del periodo de rebajas y el inicio de la temporada de invierno; la enseñanza (0,2%); los alimentos y bebidas no alcohólicas (0,2%) a consecuencia, principalmente, del aumento de los precios de las legumbres y hortalizas frescas y los aceites; y la medicina (0,1%).

Mientras, se estancaron los precios de las bebidas alcohólicas y el tabaco y las comunicaciones.

Y si se compara el IPC del noveno mes de 2015 con el de 2014, en Cantabria bajaron los precios del transporte (-8,6%) debido, en su mayoría, a la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes, que se mantuvieron estables en septiembre de 2014; y la vivienda (-4,3%), a causa, principalmente, del descenso de los precios de la electricidad, frente a la subida registrada el pasado año. Les siguen a distancia los descensos en el menaje (-1,1%), las comunicaciones (-0,5%) y el ocio y la cultura (-0,2%).

En el extremo opuesto, subieron los precios interanuales de los alimentos y bebidas no alcohólicas (1,9%), bebidas alcohólicas y tabaco (0,9%), enseñanza (0,8%), vestido y calzado, y medicina (ambos 0,7%), hoteles, cafés y restaurantes (0,4%) y otros (1,4%).

Por lo que se refiere a los precios en lo que va de año, han caído un 1,3%, arrastrados por el descenso del -13,3% en el vestido y el calzado, aunque también la vivienda ha bajado un -2,6%. En el extremo opuesto, la mayor subida (1,5%) corresponde a hoteles, cafés y restaurantes.

Datos nacionales

En todo el país, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó una décima en septiembre, hasta el 0,8%, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el -1,1%, seis décimas menos que en agosto.

Estadística ha atribuido el descenso interanual del IPC en septiembre al comportamiento de la vivienda, que recortó su tasa más de 2,5 puntos respecto a agosto, hasta el -4,4%, por la bajada de los precios de la electricidad.

También ha influido en la disminución interanual del IPC el grupo de transporte, que redujo su tasa un punto, hasta el -6,4%, por el abaratamiento de los carburantes.

En términos mensuales, el IPC retrocedió un 0,3% en septiembre respecto al mes anterior, su mayor descenso en este mes en casi 50 años.

El descenso mensual de los precios se ha debido al abaratamiento de la electricidad, del gasóleo para calefacción, de los carburantes, de los hoteles y de los viajes organizados. La bajada de tarifas en estos servicios no pudo ser compensada por los repuntes de precios registrados en el vestido y el calzado por el inicio de la temporada de invierno y en los alimentos, especialmente de las legumbres, las hortalizas frescas y los aceites.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.