La Guardia Civil de Tarragona —en colaboración con la Policía de Calafell (Tarragona)— detuvo el jueves pasado a los responsables de un club de fumadores de cannabis por un supuesto delito de tráfico de drogas al encontrar 8 kilos de marihuana dispuesta para la venta, 500 gramos de hachís, bolsas unidosis, básculas de precisión, dinero en efectivo y una pistola simulada.

La Benemérita tuvo conocimiento de que el local —ubicado en el Polígono Industrial del municipio— se podía estar cometiendo un delito de tráfico de drogas ya que muchas personas accedían al club y, en muchas ocasiones, durante un espacio pequeño de tiempo, ha informado este martes en un comunicado.

Los detenidos son el presidente, la tesorera y dos trabajadores de la asociación, tienen entre 24 y 37 años y son de nacionalidad española.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.