El consejero de Industria y Comercio del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, ha afirmado este lunes que el problema de las aperturas dominicales en el sector comercial "se resuelve con la mejora de las condiciones laborales" de los trabajadores de las grandes superficies.

"La solución no está en la determinación de los domingos, es un problema sindical, de convenio, ahí es donde está el problema", ha afirmado el consejero. En su opinión, el problema está en la regulación laboral, porque "no es razonable" que en las grandes superficies un domingo trabajado compute "igual que un miércoles", y en el pequeño comercio "como dos días y medio".

Martín ha realizado estas afirmaciones en el Pleno del Parlamento, en respuesta a una interpelación de Podemos, que le ha instado a "presionar" al Ayuntamiento de Santander para reducir el ámbito temporal y espacial de la zona de influencia turística, y ha reclamado medidas de discriminación positiva para el pequeño comercio.

El consejero ha señalado que al llegar al Gobierno encontró el sector comercial "hecho unos zorros", con una situación de "cabreo generalizado, de todos enfadados con todos". Asimismo, ha opinado que hasta que Santander no entró en este "juego" no se produjo "esta ruptura del consenso", y ha destacado al respecto que otros 23 municipios cántabros están declarados zona de afluencia turística desde hace años "y nunca ha pasado esto".

Martín se ha mostrado de acuerdo con Podemos en que el ámbito temporal y espacial de la zona de afluencia turística de Santander (que permite a las grandes superficies abrir todos los domingos del 15 de julio al 15 de septiembre en todo el municipio) es "demasiado grande", pero ha recalcado que su delimitación le corresponde a la Corporación y el Gobierno, por "respeto institucional", puede "intentar convencer pero en modo alguno intentar forzar".

Sobre la determinación del calendario de aperturas de las grandes superficies (más de 300 m2) para 2016, Martín ha reiterado su voluntad de "recuperar el consenso", respetando el marco legal, que establece un mínimo de diez domingos, pero ha dejado claro que para llegar a un acuerdo general hace falta un esfuerzo de generosidad, una pequeña cesión".

El consejero ha señalado que se ha conseguido llegar a "un punto de aproximación" y ha destacado que de cara a próximos ejercicios, se intentará que el calendario de aperturas "se adapte más al interés del consumidor", porque "no tiene sentido que en Navidad no se abra ningún domingo", como "tampoco es necesario abrir todos los domingos en verano", ha dicho.

En todo caso, Martín ha puntualizado que el debate "no está en frenar a los grandes, sino en cuidar a los pequeños". En este sentido, ha afirmado que en la legislatura 2007-2011, el Gobierno PRC-PSOE llevó a cabo una "política bastante agresiva para dotar al comercio minorista de herramientas para que se modernice, y ha asegurado que seguirán por este camino del "refuerzo positivo".

PUERTOS

Por su parte, el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, ha anunciado que el nuevo contrato de dragados de puertos será de más de cinco millones de euros; se incrementará un 30% respecto al último, que venció en agosto; y se adjudicará "a finales de octubre o como muy tarde en noviembre".

En materia de seguridad en los puertos, ha explicado que en noviembre se colocarán dos boyas más en el de Santoña, y a lo largo de la legislatura se pondrá en marcha, en colaboración con la Consejería de Industria, un proyecto de monitorización de las entradas de los barcos en los puertos, mediante la colocación de cámaras, para obtener información puntual sobre la profundidad de la entrada del puerto en cada momento y transmitirla a través de una aplicación de forma que se pueda consultar desde cualquier dispositivo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.