La Ley de Seguridad Ferroviaria, anunciada por el nuevo Gobierno autonómico y en la que se ha comenzado a trabajar ya, prevé la creación de la Agencia Valenciana de Seguridad como un organismo "autónomo e independiente" que garantice el desarrollo y aplicación de esta norma y que vigile su cumplimiento.

Igualmente, la redacción de la ley contempla como "primer paso" llevar a cabo, a partir de la próxima semana, una "clasificación de la red" ferroviaria autonómica de la Comunitat Valenciana —la dependiente de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y sobre la que la administración valenciana tiene competencias— para tener inventariada la infraestructura "que se será regulada con el nuevo marco legislativo".

Así lo ha indicado este martes la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, tras presidir la primera reunión de la comisión de trabajo que tiene como objetivo elaborar el anteproyecto de Ley de Seguridad Ferroviaria. Salvador ha recordado que la decisión de contar con esta nueva norma responde al "acuerdo" y al "compromiso firme" alcanzado "en las Corts Valencianes por todos los partidos con representación salvo el PP" y con la Asociación de Víctimas del Accidente del Metro 3 de julio.

En el primer encuentro de la comisión de trabajo para elaborar la Ley de Seguridad Ferroviaria han participado también el profesor Ricardo Insa, catedrático de la Universitat Politècnica de València; el director general de Obras Públicas, Transportes y Movilidad, Carlos Domingo; el gerente de FGV, Ángel García de la Bandera; la abogada y jefa de servicio de Seguridad y Ordenación del Transporte, Pilar Álvarez, y técnicos especialistas en normativa y legislación.

La consellera ha apuntado que se prevé un plazo de dos años para que esté lista esta ley —aunque ha indicado que se espera "poder agilizar los trabajos y que dar la mayor celeridad posible"—, que pretende regular "todos los aspectos relativos a la seguridad ferroviaria" en las líneas de FGV. Asimismo, ha resaltado el carácter "pionero" de la norma, dado que "no existe nada establecido en materia de seguridad" en este ámbito.

María José Salvador ha comentado que Andalucía, Cataluña y País Vasco cuentan con legislación en materia ferroviaria pero no de seguridad y ha señalado que en la elaboración del nuevo texto el Consell tendrá como única referencia una directiva europea de 2004 aunque se pretende "ir más allá" de ella.

"El reto es elaborar una ley pionera en mayúsculas. No existe marco jurídico de referencia. Asumimos el reto con convicción para cumplir con lo que dijo la presidente de la Asociación de Víctimas del Accidente del Metro, Beatriz Garrote, la comunidad que ha sufrido el peor accidente de metro —el 3 de julio de 2006— ha de tener la mejor ley de seguridad", ha expuesto la consellera.

Respecto al carácter "pionero" de la ley, el profesor Ricardo Insa ha insistido en que "no existe marco jurídico de referencia". Al respecto, ha manifestado que "las referencias que existen no son concretas" y que "tampoco hay estándares establecidos", por lo que ha aseverado que "se redactará algo que tendrá su novedad y profundidad".

"Hay que ser conscientes de la complejidad que asumimos. Es más fácil trabajar sobre otra norma de referencia, pero en este caso partimos de cero. Tenemos una directiva europea, pero nos planteamos ir más allá", ha agregado la titular de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio en esta línea.

Acercarse al máximo

Por otro lado, sobre la seguridad que pretende garantizar la nueva norma, Salvador ha señalado que aunque "una ley no es garantía absoluta de seguridad" es necesario contar con ella para trabajar en el objetivo de garantizarla y lograrla al máximo posible. "No hay seguridad cien por cien. Lo que hay que procurar es acercarse al máximo a esa seguridad cien", ha declarado el profesor Ricardo Insa al respecto.

Con todo, Insa ha valorado la posibilidad de contar con la nueva ley, teniendo en cuenta que "las leyes establecen un marco básico" y que "luego conforme van ocurriendo las cosas se van incorporando conocimientos y se van datos de lo que ocurre".

"Una ley no es un marco técnico que define todo lo que hacer, pero si ayuda y contribuye a que sea fácil, factible y se promuevan las actuaciones. Garantía cien por cien no existe pero si la posibilidad de facilitar todo el procedimiento", ha reiterado. El catedrático ha asegurado que hay que estar "siempre en la línea de mejorar" y ha repetido que la nueva ley ayudará a "facilitar todo el procedimiento de mejora continua".

Preguntada por los motivos por lo que no se ha contado antes con una ley de estas características, la consellera ha indicado que esa es una pregunta que se debe hacer a "quienes durante 20 años han dirigido la Comunitat", en alusión al PP. Igualmente, sobre si el anterior Gobierno valenciano no creó la Agencia de Seguridad por motivos económicos ha considerado "sorprendente" que fuera así con "el despilfarro de recursos económicos que hubo en 20 años" y ha apuntado que se trata de "priorizar" como hace en nuevo Ejecutivo.

Resolver incógnitas

Por otra parte, preguntada por el auto de la Audiencia de Valencia que considera que la jueza instructora del accidente de metro de Valencia en julio de 2006 obvia relación entre muertes y descarrilamiento y pide más informes de seguridad, María José Salvador ha descartado valorar el proceso judicial abierto y ha expresado "todo" su "respeto" al mismo.

A su vez, ha mostrado la disposición de su conselleria a colaborar con la justicia en todo lo que sea necesario y también con la comisión de las Corts sobre este siniestro. Respecto a esta última ha apuntado que espera que se puedan ir "resolviendo incógnitas que en la primera comisión fallida no se resolvieron" y ha subrayado la "voluntad" del nuevo Consell de "abrir una etapa de transparencia" sin "miedo a los chequeos y a las revisiones externas o internas".

Consulta aquí más noticias de Valencia.