El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Ignacio Vidau, ha dicho este martes que la actual planta judicial asturiana esta distribuida "de forma obsoleta". Así, ha señalado que es preciso modernizar la demarcación judicial asturiana "conforme a criterios objetivos de población, comunicaciones y servicios a prestar".

Vidau se ha pronunciado en estos términos en el acto de apertura del año judicial, que se ha desarrollado en la sede del TSJA y al que han acudido distintas autoridades, como el presidente del Gobierno asturiano, Javier Fernández, el presidente de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA), Pedro Sanjurjo, el Delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, o el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez.

En su discurso, Vidau ha dicho que con una nueva demarcación se podría apostar por criterios de eficiencia, con las "ventajas organizativas y económicas que ello comportaría", en especial, garantizando la cobertura de las plazas por titulares, la división de jurisdicciones, la sustitución entre profesionales y la prestación de mejores servicios al ciudadano.

Para ello, ha pedido "un correcto y más intenso apoyo" por parte de la Administración del Principado y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Por lo que respecta a los medios materiales y humanos, Vidau también ha reclamado una mejora, y ha solicitado una "mayor racionalización" del reparto de recursos y personal.

"En el Tribunal Superior de Justicia de Asturias contamos con magistrados y jueces técnicamente muy bien preparados, responsables, imparciales y sin otro compromiso que el del sometimiento a la ley que, en la mayoría de las ocasiones, soportan cargas de trabajo inadecuadas por excesivas, y que ven además, que su esfuerzo callado no se ve recompensado por el reconocimiento de la sociedad a la que sirven", ha señalado.

"buenas intenciones"

Desde el TSJA, ha recordado, se elaboró en julio un documento que recogía los "gravísimos problemas" a los que se enfrentan los profesionales de la Justicia asturiana, con "carencias" y "deficiencias muy importantes".

En este punto ha pedido un "esfuerzo adicional" al Gobierno asturiano. "La sala de Gobierno ha sido informada de las buenas intenciones del Gobierno regional en forma de proyectos, ahora queda que se materialicen presupuestariamente para poder trabajar en las condiciones que merecemos", ha apuntado.

Pero a pesar de esas carencias, Vidau ha calificado de "buena" la situación de la Justicia asturiana, algo que concluye a la vista del "elevado número de resoluciones dictadas" y por los "ajustados tiempos de respuesta que se ofrecen a los litigantes en las diveras instancias".

Los datos de 2014 apuntan a un descenso en el número de litigios en todas las jurisdicciones excepto en la civil, donde el incremento es notable, y en la contencioso-administrativa. En 2014 los juzgados asturianos ingresaron 166.192 asuntos, de los que 99.610 fueron penales, 50.807 civiles, 13.335 laborales y 2.440 contencioso-administrativos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.