La Guardia Civil ha detenido a tres vecinos de la localidad sevillana de El Cuervo como presuntos autores de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas y otro de receptación, ya que concretamente habrían sustraído baterías de placas solares ubicadas en casetas de riego en la zona de las marismas de Lebrija.

Según ha indicado en un comunicado la Benemérita, la investigación se inicia cuando el gerente de la Comunidad de Regantes del Bajo Guadalquivir presentó una denuncia por el robo continuado de baterías de placas solares, de 65 kilogramos de peso cada una, que se encuentran en las casetas de riego en toda la zona de las marismas de Lebrija.

Presuntamente, los autores habrían violentado 47 casetas de servicio para el riego, el 80 por ciento aproximadamente de las existentes, lo que ha provocado "la consiguiente preocupación y perjuicio económico entre los agricultores".

La Guardia Civil comenzó entonces a investigar y averiguar el 'modus operandi' de los ladrones, con lo que comprobaron que los detenidos se encargaban de extraer el bombín de la cerradura de las casetas, sustrayendo la batería del interior y huyendo del lugar por rutas previamente establecidas.

Los agentes inspeccionaron los centros de reciclado de la zona y, en una chatarrería, localizaron un total de 21 baterías de gel del tipo de las que han sido sustraídas, que además no habían sido registradas en el libro de entrada por el encargado del establecimiento, y valoradas en 7.000 euros.

Finalmente, con las citadas pruebas, la Guardia Civil detuvo al encargado por un supuesto delito de receptación, mientras que también detuvo a los presuntos autores de los robos, a quienes además se imputa un delito continuado de robo con fuerza en las cosas.

Dos de los detenidos, según ha señalado la Benemérita, cuentan con antecedentes policiales por robos en explotaciones agrícolas, por lo que habían sido detenidos por componentes de los equipos Roca de la Guardia Civil.

En total, los agentes han recuperado 14 baterías del centro de reciclados y otras siete más que no han podido vender, todas las cuales han sido entregadas a la Comunidad de Regantes para la puesta en servicio del sistema de riego.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.