Tras un año y medio de grabación ya ha concluido el rodaje de la película documental "Una cierta verdad", que supondrá el debut en la dirección de Abel García Roure (ayudante de dirección en En construcción El cielo gira, entre otras).

La película se adentra, casi en primera persona y en el entorno de un Hospital de Salud Mental, en la misteriosa realidad de cinco pacientes cuya vida diaria es reflejo de una lucha constante en la que no hay tregua.

La película asume un doble reto: acercarse a la realidad del continuo e inquietante pulso entre los dos mundos de los protagonistas (el que les rodea y el suyo propio) y explorar los mecanismos de funcionamiento de sus mentes.

El rodaje ha tenido lugar entre noviembre de 2005 y julio de 2007 en la ciudad de Sabadell (Barcelona) y en el Complejo Hospitalario Parc Taulí.

Más de un año y medio de seguimiento para poder conocer y retratar sin filtros la evolución y los momentos determinantes de las vidas de sus protagonistas.

"Una cierta verdad" es, en su esencia, documental, puesto que retrata la realidad, aunque se vale de un lenguaje narrativo cercano a la ficción para acentuar la identificación con el espectador.