El segundo incendio que se produjo en la madrugada del día 5 de julio sobre las 1.30 horas en el aparcamiento de un edificio de Leganés, y provocó serios daños en ocho vehículos, ha levantado las sospechas de vecinos y usuarios del parking sobre la intencionalidad de los sucesos.

En la misma planta que el anterior

El último incendio tuvo lugar en la misma planta y casi en la misma ubicación física, calcinando esta vez por completo un total de seis coches y parte de la cuarta planta del subterráneo, que quedó totalmente ennegrecida por el humo, al igual que numerosos coches que se encontraban aparcados en los alrededores.

No lo voy a limpiar por dentro, no sea que ocurra otra vez

En declaraciones a Europa Press Televisión, uno de los usuarios del aparcamiento, Miguel Almodóvar, que entraba en el mismo conduciendo su coche, afirmó que tiene su vehículo "en la tercera planta justo al lado del incendio", por lo que se vio afectado por el humo "negro del plástico y de la goma que se te mete en todos los sitios". "Por dentro ya no lo voy a limpiar no sea que ocurra otra vez", comentó tras apuntar que es la segunda vez que se ve afectado en poco espacio de tiempo por el fuego.

En este sentido, llamó la atención sobre el hecho de que el incendio se diese "en la misma planta y con las mismas circunstancias", por lo que concluyó que "parece ser que está claro que es intencionado". "A los cinco meses que vuelva a ocurrir, a la misma hora, en la misma planta, cada uno que saque sus conclusiones", añadió.

Robo de una radio

Por su parte, otro de los usuarios del parking, Miguel Angel, aclaró que en la anterior ocasión el coche de su hijo también se vio afectado y apuntó que "un forense de Valencia" adujo que la motivación fue el robo de una cadena de música del coche. "Luego lo quemaron para no dejar huellas", especificó.