La plaza del Ayuntamiento de Mazarrón (30.000 habitantes) amaneció ayer con una pancarta que decía: «Sinvergüenzas». Se debe a que el alcalde Francisco Blaya (PP) se dobló el sueldo en el pleno del martes. Ahora gana 84.000 € al año. O sea, 7.000 € mensuales: más que los 6.250 que gana el presidente, Ramón Luis Valcárcel, y los 7.400 del presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero. Además, también aprobó la liberación del edil socialista Francisco García, con una paga anual de 45.000 euros.