La segunda avería en seis días en la red de telefonía móvil de Movistar dejó ayer sin servicio a miles de personas en la Comunitat, además de afectar a Murcia y Baleares. El origen estuvo, según informaron fuentes de Telefónica, en un «fallo técnico» ocurrido en una central de transmisión de Alicante, lo que provocó una sobrecarga en el resto de provincias al desviarse las llamadas. Los problemas de cobertura empezaron a las 12 y finalizaron a eso de las 14.30 horas. Desde la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) indicaron que en la calle hay «indignación» y señalaron que, en caso de fallo técnico, se puede reclamar.