Recordando con tacones
Aunque nacida en Alemania, Eva la Yerbabuena emigró pronto a Andalucía. El pasado 28 de febrero recibió la medalla de la comunidad por su trayectoria.

El huso de la memoria es probablemente la coreografía más personal de Eva la Yerbabuena. Es un momento en el tiempo para «hilar recuerdos», según palabras de  la propia artista.  «No sé exactamente qué ser o qué fuerza gobierna nuestra existencia, pero, sin más, y por haberme hecho esta pregunta, he llegado a la conclusión de que necesito parar para poder vivir el ahora mismo, girando mi memoria hacia un futuro pasado, para saber quién soy y por qué hago uso de ella...»

De este planteamiento inicial parte la sucesión de imágenes y movimientos recreados por Eva junto con su compañía y el artista invitado, Patrick de Bana, acompañados, como ya es habitual en todos sus espectáculos, de la exquisita música de su marido, Paco Jarana.  Para la ocasión, la artista también se hace acompañar de nueve bailarines y nueve músicos, en un programa que huye de los tonos negros habituales, en el que abundan las saetas y que echa mano de los recuerdos de infancia de la propia Eva.

De esta forma, mediante un cante por soleá o seguiriya, la artista consigue emocionar al espectador haciéndolo partícipe de las sensaciones de la bailaora.

Y es que Eva tiene mucho que contar a sus seguidores. Nacida en 1970 en Fráncfort (Alemania), a los 15 días ya estaba en España. Esta granadina de adopción se ha convertido en una de las grandes figuras del baile flamenco de todos los tiempos.

La Yerbabuena ha logrado imponer un nuevo rol de la mujer en el flamenco, desafiando dogmas sexistas sin por ello dejar a un lado su parte femenina.  Su baile es un espectáculo sin artificios, un regreso a la fuente pura del flamenco y entregada a la exhibición del movimiento del cuerpo. Una mezcla de música y baile que no deja indiferente a los que acuden a sus actuaciones.

 Una coleccionista de premios

Las estanterías de Eva la Yerbabuena están llenas de reconocimientos por su carrera. El último de ellos ha sido la medalla de Andalucía, el pasado 28-F.

Andaluza cien por cien
A pesar de sus raíces alemanas Eva Garrido, Eva la Yerbabuena, se siente andaluza por los cuatro costados. «Andalucía es una madre de la que se aprende día a día», dijo la artista al recibir el pasado mes de febrero la medalla de la comunidad. 

Más premios  

Entre sus otros galardones, destacan el Premio Nacional de Danza 2001 y dos Premios Max, como mejor intérprete de danza y mejor espectáculo de danza, por Eva, a cal y canto. También ha trabajado en la película Hotel, junto con John Malkovich

* Gran Teatro: Avda. Gran Capitán, 3. Domingo a las a las 21.30 horas. Entradas de 5 a 18 euros.