La Guardia Civil y agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía han imputado a una persona como presunta autora de un delito de incendio forestal, al considerar que es responsable del declarado el pasado 29 de mayo en el cortijo Salomón, en término municipal de San Roque (Cádiz).

En una nota, la Benemérita ha explicado que la patrulla del Seprona del Puesto Principal de San Roque y los Agentes de la Brigada de Investigación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía realizaron la inspección ocular del lugar del incendio.

Durante la misma, quedó patente que el origen del incendio se localizaba en una colmena. En las entrevistas llevadas a cabo con los apicultores de la zona determinaron que en la época en la que se produjo el incendio es habitual la manipulación de las colmenas por parte de sus propietarios, usando el ahumador, utensilio para manipularla con mayor seguridad, y que al adquirir altas temperaturas, suelta chispas al exterior, siendo ésta la causa del incendio.

En la investigación llevada a cabo se pudo comprobar que el presunto autor del incendio tenía unas colmenas rodeadas de matorral seco, de cuya existencia no tenía conocimiento el propietario de la finca.

El presunto autor no adoptó las medidas de seguridad al usar el ahumador y, al no realizar la limpieza del material combustible de las inmediaciones donde se guardan las colmenas, no llevar un medio antiincendio como un extintor o una petaca con agua, provocó el incendio.

De los hechos se han instruido las correspondientes diligencias que, en unión del imputado, han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.