El grupo andalucista del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha pedido a la Comisión Provincial de Patrimonio, órgano dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que inspeccione los trabajos que se vienen desarrollando junto a la muralla y el Arco de San Miguel, parte de la fortaleza de Alcalá, declarada bien de interés cultural (BIC).

Los andalucistas ponen así en conocimiento de la Junta "la preocupación generada entre los alcalareños" debido a la construcción de un cerramiento que linda con un paño de la muralla del Castillo, justo en el punto donde se encuentra el recién restaurado Arco de San Miguel. En este lugar, y tras la demolición de la anterior vivienda, se ha levantado un muro "con apariencia de ser definitivo", pese a que por el momento la documentación consultada por el grupo municipal andalucista sólo autoriza al cerramiento provisional del solar.

En palabras del concejal andalucista Manuel Casado "la Comisión Provincial de Patrimonio es el órgano competente que debe autorizar o no las intervenciones u obras que afecten directa o indirectamente a un bien de interés cultural, como es el Castillo, y por tanto, el Arco de San Miguel". Y la realidad es que, aunque el proyecto cuenta con el visto bueno para la demolición de la anterior construcción, la Comisión Provincial de Patrimonio "aún no se ha pronunciado sobre el levantamiento de un nuevo cerramiento definitivo", por lo que "entendemos que es la Junta quien aún debe valorar si el cerramiento que se ha ejecutado es o no lo suficientemente respetuoso con el patrimonio alcalareño".

Según Casado, "valoramos muy positivamente que se pongan en marcha iniciativas económicas como la que se va a desarrollar en este lugar, pero creemos que la sensibilidad que debe tener cualquier intervención que afecte al Castillo de Alcalá debe contar con un criterio estético y artístico muy cuidado, para que el resultado siempre sea positivo para la protección de nuestro patrimonio, el disfrute por parte de todos y la puesta en valor del desarrollo turístico, y por tanto, económico, de Alcalá".

Es por ello que desde el grupo municipal andalucista se ha solicitado a la Comisión que sean los técnicos competentes en la materia quienes realicen una inspección a lo ejecutado hasta la fecha y, antes de continuar con el proyecto, y con el ánimo de no perjudicar a nadie, "se tomen las medidas oportunas para, además de garantizar la protección, visibilidad y puesta en valor del patrimonio, se vele por una perfecta integración de esta iniciativa empresarial con el entorno en el que desarrolla".

Casado espera que Cultura "muestre su sensibilidad hacia la protección del patrimonio alcalareño, y de ejemplo de que el desarrollo turístico y económico puede y debe estar ligado a la conservación y puesta en valor de nuestras señas de identidad".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.