El presidente sirio, Bachar al Asad ha asegurado este martes que la Unión Europea frenará la avalancha de refugiados "si deja de apoyar a los terroristas" en ese país árabe. "La cuestión no es si Europa recibe o deja de recibir a los refugiados, sino en la necesidad de acabar con el origen del problema. Si a los europeos les preocupa el destino de los refugiados, que dejen de apoyar a los terroristas", aseveró Asad en una entrevista adelantada por medios rusos.

Al mismo tiempo, hizo un llamamiento a todos los sirios "a unirse en la lucha contra el terrorismo, porque es el camino para lograr los objetivos políticos que se proponen los sirios, a través del diálogo y un proceso político".

Todas las fuerzas políticas, tanto en el Gobierno como fuera de él, deben unirse "Si hoy le preguntamos a cualquier sirio qué es lo quiere, su primera respuesta será: seguridad y estabilidad para todos y cada uno de nosotros. De esta manera, todas las fuerzas políticas, tanto en el Gobierno como fuera de él, deben unirse en torno a las exigencias del pueblo sirio", subrayó el presidente.

Recalcó que las fuerzas políticas sirias deben "continuar con el diálogo para lograr el consenso". "Pero es imposible lograr el éxito real mientras muere gente, continúa el derramamiento de sangre y la gente no se sienta segura del todo", agregó.

Por su parte, presidente ruso, Vladímir Putin, uno de los principales aliados de Asad, dijo este martes que Moscú seguirá apoyando con ayuda técnico-militar al régimen sirio en su lucha contra los grupos terroristas como el Estado Islámico.
.
Al igual que el propio Asad, Putin aseguró que el presidente sirio está dispuesto a incorporar al gobierno de su país a las "fuerzas sanas de la oposición", aunque subrayó que la tarea del momento es unir esfuerzos en la lucha contra el terrorismo. "Sin ello, es imposible resolver otros problemas, incluido el de los refugiados", puntualizó.