El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha anunciado este martes que la ciudad verá reducidas "este año" sus Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) de las cinco actuales a únicamente una, que podrá ser en la que los establecimientos comerciales puedan abrir todos los festivos del año. La intención es hacerlo "lo más rápidamente posible" para que "el grande no se coma al pequeño".

Así lo ha explicado el primer edil tras después de haber mantenido una reunión con el conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent. Allí, Ribó ha explicado que su intención es "dialogar" con las partes implicadas, entre ellas el Observatorio del Comercio, pero es su intención "retocar una cosa que se hizo mal y sin criterio".

El alcalde ha señalado que se toma esta decisión porque "es muy importante potenciar el comercio local y el de barrio" para que estas zonas no se conviertan en "ciudades dormitorio" y pierdan "mucho peso y mucha calidad de vida".

((Habrá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Valencia.