El procurador de IU-Equo en las Cortes de Castilla y León, José Sarrión, ha propuesto este martes la creación de un cuerpo autonómico de bomberos forestales que permita mejorar las condiciones laborales de estos trabajadores contratados por la Administración regional y acabe con las "excesivas subcontratas" de empresas para la prevención y extinción de incendios.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Sarrión ha reclamado el reconocimiento de la categoría de bomberos forestales "a todos los trabajadores del servicio de prevención y extinción", así como que "no sólo trabajen los tres meses de verano", sino que se les mantenga en su puesto "un mínimo de nueve meses", de manera que puedan realizar también labores de pastoreo o recogida de leña que redundan en un mantenimiento del monte para evitar la propagación de las llamas.

En cuanto al reconocimiento de esta categoría para los profesionales, Sarrión ha criticado la "contradicción" en que incurren PP y PSOE por apoyar esta reclamación "allá donde no gobiernan" y no aplicarla donde sí lo hacen. En este sentido, ha lamentado que los 'populares' sí hayan concedido este reconocimiento en regiones como Extremadura o La Rioja, pero no en Castilla y León o a nivel nacional.

El procurador de IU-Equo ha aprovechado su comparecencia ante la prensa para criticar los criterios de contratación "estrictamente económicos" en el caso de los integrantes de los retenes de maquinaria, lo que conlleva que las empresas adjudicatarias "abaraten a costa de las condiciones laborales".

Por su parte, en el caso de las brigadas helitransportadas (ELIF), Sarrión ha alertado de que la contratación se realiza "por días", mientras que las cuadrillas de tierra viven en una situación de "semiesclavitud" puesto que sus contratos "no son para extinción de incendios", sino para otras tareas como desbrozamiento, a pesar de lo cual "sí participan en trabajos de extinción".

La comunidad que "peor paga"

Por todo ello, ha subrayado que Castilla y León es la Comunidad que "peor paga" a sus cuadrillas de tierra, al tiempo que ha alertado de que con el actual sistema de contratas y subcontratas "el presupuesto de lucha contra incendios no llega a la protección de los montes".

José Sarrión ha señalado que los capataces de las 104 cuadrillas de tierra con que cuenta la región —repartidas entre 70 empresas— cobran un sueldo medio de 850 euros al mes, mientras que un peón percibe 700, aunque en algunos casos "no pasa de 550 euros al mes", mientras que las horas extras se cobran a seis euros la hora.

Asimismo, ha criticado que "en numerosas ocasiones" los profesionales han de poner "su propio equipo de trabajo" y ha señalado como responsable de esta situación a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Por otro lado, José Sarrión se ha referido al conflicto que los trabajadores de las brigadas de refuerzo (BRIF), dependientes de la empresa pública estatal Tragsa, mantienen con ésta y con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), para solicitar a la Junta que, aunque no sea de su responsabilidad, apoye las peticiones de estos profesionales, que en Castilla y León trabajan en las bases de Tabuyo del Monte (León), Lubia (Soria) y Puerto del Pico (Ávila).

Así, el procurador de IU-Equo ha planteado la posibilidad de que dichos trabajadores tengan una segunda actividad que impida que "queden en el paro" cuando por edad no puedan pasar las pruebas anuales a que se enfrentan para desempeñar su labor en la lucha contra incendios.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.