El Govern ha anunciado este martes, a través de la Conselleria de Territori, Energia i Mobilitat, que está estudiando fórmulas para que administración y empresas energéticas de Baleares asuman parte del coste energético que afecta a las familias en situación de pobreza energética.

En rueda de prensa, el director general de Energia i Canvi Climàtic, Joan Groizard, ha anunciado que el Govern está evaluando la fórmula adecuada para "repartir costes" entre administración y empresas energéticas y que las familias con más dificultades puedan afrontar los gastos energéticos "en igualdad de condiciones".

En este sentido, Groizard confía en que las empresas energéticas tendrán "una buena predisposición", y ha explicado que una de las prioridades del gobierno es alcanzar un "compromiso real" para solucionar la situación de las personas que pasan dificultades y no pueden hacer frente a los gastos energéticos.

Mesa de pobreza energética

Groizard ha declarado también que el Govern está trazando las líneas generales, entre las que se contempla la creación de una "mesa de pobreza energética" que incluya a empresas energéticas y asociaciones de consumo, además de la propia administración.

De ese modo se pretende atender principalmente a las "situaciones de emergencia", en referencia a las familias que se ven afectadas por el corte de la luz ante la imposibilidad de pagar las facturas.