El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha asegurado este martes que el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, puede mantener el Te Deum con motivo de la celebración del 9 de Octubre, Día de la Comunitat Valenciana, pero ha insistido en que la Real Senyera no entrará en la Catedral porque "hay que separar las cosas de la iglesia de las cosas del Estado, y el ayuntamiento es Estado".

Así se ha pronunciado Ribó durante su participación en el Nueva Economía Fórum, al ser preguntado por la polémica generada en torno a esta decisión. Al respecto, ha querido remarcar que la procesión cívica es precisamente eso, "una procesión cívica que organiza el ayuntamiento" y se trata de un acto oficial en un Estado aconfesional.

Por eso, ha reiterado, la Senyera "no a va a entrar en la Catedral" para presidir el Te Deum, en lo que ha recalcado "no es una cuestión de que yo no quiera entrar". "No es un problema personal, es un problema de concepción. Yo acompañaba a mi madre todos los domingos a misa mientras vivía y no tengo ningún problema a nivel personal", ha afirmado.

Así, ha indicado que desde el equipo de Gobierno entienden que los evangelistas, "y hay miles en la ciudad de Valencia", tienen "los mismos derechos que las personas que son católicas y las personas que no creen en nada también, y las personas que van a la mezquita también". Por ello, "no podemos priorizar una frente a otra", ha dicho.

Ribó ha indicado que aunque "es cierto que Jaume I entró en la Catedral", se trataba de un momento en el que la situación no era la misma por lo que no se pueden hacer comparaciones. También ha indicado que "cuando nació la democracia la Senyera no entró en la Catedral", sino que "fue en 1991 cuando se impuso de nuevo el cambio".

"No compartimos la afición por juntar los temas de Estado y de iglesia que tenia la anterior alcaldesa, desde el máximo respeto a todas las religiones, pero a todas. Aquí hay gente de muchas religiones y hemos de respetarlas a todas", ha zanjado, al tiempo que ha agregado: "el cardenal puede hacer un Te Deum, está en su derecho, no tenemos ningún problema".

Asistencia a las procesiones

Por otra parte, preguntado sobre si dará libertad a los concejales de Valencia para acudir a procesiones y demás actos religiosos, Ribó ha recalcado que "el Estado es aconfesional y nosotros entendemos que cuando una persona representa a una institución no es bueno que esté circunscrito ni al mundo católico, ni de las mezquitas, ni de la iglesia evangelista, sino que es de todos".

No obstante, cuando actúa a nivel particular "puede ir a lo que quiera" y no van a impedir "que nadie vaya a ningún sitio". "Lo que sí vamos a hacer es una cosa muy sencilla: cuando hacemos una cosa como ayuntamiento no la hacemos vinculada directamente a ninguna religión", ha aseverado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.