Las asociaciones de mariscadores de Nueva Umbría y Ayamonte (Huelva) han presentado una denuncia en el Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva contra la Subdelegación del Gobierno y la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía por "la permisividad" con el marisqueo ilegal.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a Europa Press el presidente de la asociación de mariscadores de Ayamonte (Huelva), Juan Grao, quien ha señalado que la denuncia se presentó este mismo lunes porque "no hay vigilancia en las playas contra los turistas", los cuales "cogen coquinas con sus cubitos sin problemas", lo que supone "una falta de control".

Así, según ha adelantado el diario 'Huelva Información', las asociaciones "sostienen que no hay ningún tipo de control sobre esta actividad y que ambas administraciones están permitiendo la actividad de los furtivos".

Grao ha recordado que la zona de Isla Canela lleva cerrada cuatro meses, pero "los bañistas cogen coquinas", por lo que duda de que en el caladero haya toxinas porque "entonces los hospitales habrían estado todo el verano con personas intoxicadas", ha ironizado.

Grao ha lamentado "la pasividad" de las administraciones para evitar estas situaciones porque los bañistas cogen coquinas inmaduras y eso perjudica, según ha incidido, al caladero.

Ha señalado que apenas cogen uno o dos kilos al día, lo que hace que la actividad "no sea rentable" por la escasez de marisco y los costos que conllevan los desplazamientos.

Grao ha explicado que las zonas de marisqueo desde Isla Canela a Punta Umbría permanecen cerradas y que este mismo martes se ha abierto la correspondiente a Matalascañas, pero ha incidido en la importancia de que se tomen medidas para evitar que personas no autorizadas cojan coquinas de manera indiscriminada.

Consulta aquí más noticias de Huelva.