Salen 750 radicales de la mezquita Roja ante ultimátum del Gobierno pakistaní

  • La mezquita roja de Islamabad es un feudo de islamistas radicales que llevan meses desafiando al Gobierno.
  • Los estudiantes radicales llevan seis días rodeados por el ejército y la policía.
  • Ayer fallecieron catorce personas en los enfrentamientos entre ejército y rebeldes.
  • Se les acusan de declarar la yihad contra el Gobierno pakistaní y contactar con terroristas suicidas.
Miembros de las tropas paramilitares recaban los datos de un estudiante radical islamista después de su rendición (REUTERS)
Miembros de las tropas paramilitares recaban los datos de un estudiante radical islamista después de su rendición (REUTERS)
REUTERS/Mian Khursheed

Unos 750 estudiantes radicales de la Mezquita Roja de Islamabad se han rendido en las últimas horas tras el ultimátum lanzado por el Gobierno de Pakistán, que ha amenazado con una operación militar si los integristas atrincherados en el templo no se entregan.

La mezquita, rodeada por fuerzas militares desde hace seis días, fue ayer escenario de fuertes enfrentamientos entre los integristas y las fuerzas del Gobierno, en los que murieron 12 personas y más de un centenar resultaron heridas.

A estas víctimas se sumaron esta madrugada un estudiante y un hombre aparentemente perturbado que perdieron la vida por disparos de la fuerzas de seguridad, mientras que ocho estudiantes más, entre ellos una mujer, resultaron heridos en intercambios ocasionales de disparos.

El ultimátum del Gobierno

Ante la gravedad de los hechos, el Gobierno de Pervez Musharraf decidió anoche lanzar un ultimátum a los líderes de la mezquita, decretó un toque de queda en la zona y amenazó con lanzar una operación si éstos no se entregan, según una fuente oficial.

Está impuesto un toque de queda. Quienes se rindan no sufrirán daños. Pero si alguien sale con armas, se enfrentará a las bala
"Está impuesto un toque de queda. Quienes se rindan no sufrirán daños. Pero si alguien sale con armas, se enfrentará a las balas", dijo tras la reunión el vicesecretario de Interior, Zaffar Iqbal Warraich.

El Gobierno fijó en un principio las 11.00 hora local (08.00 hora española) como plazo para la rendición de los líderes de la mezquita radical y de la escuela coránica anexa, pero durante la jornada
ha ido ampliando el plazo, al tiempo que ha ofrecido 5.000 rupias
(unos 60 euros) a los estudiantes que se rindan.

El viceministro de Información, Tariq Azeem, aseguró en una rueda de prensa que la ampliación constante del ultimátum es un intento de evitar un "derramamiento de sangre", después de que el Gabinete de Musharraf sondeara la posibilidad de llevar a cabo una operación contra la mezquita.

"Si se rinden, no hay necesidad de llevar a cabo acciones", dijo el viceministro, quien afirmó que éstas sí tendrán lugar si la mezquita y la escuela no están vacías en las próximas horas.

Asedio y diálogo

Presionados por los cortes de luz y agua en la mezquita y por la posibilidad de una intervención del Ejército, hasta el momento cerca de 750 estudiantes han abandonado el centro en vehículos facilitados por el Gobierno, según fuentes oficiales.

Mientras, el Ejecutivo anunció que presentará una denuncia por asesinato contra los dos líderes de la mezquita, Abdul Rashid Ghazi y su hermano, Abdul Aziz.

Tanto Ghazi como Aziz proclamaron la "yihad" contra el régimen de Musharraf durante los enfrentamientos de ayer, aunque el primero aseguró en declaraciones al canal de televisión paquistaní Geo TV que estaba dispuesto a dialogar con el Gobierno y dejar las armas si éste retira sus tropas y le da garantías.

En el exterior, las autoridades han pedido a los ciudadanos que se mantengan en sus casas y el Ejército tiene orden de disparar a primera vista a todos aquellos que salgan armados de la Mezquita Roja; la presencia militar y policial es constante desde hace seis días, después de que informes de espionaje apuntaran a que sus responsables habían contactado con terroristas suicidas de la región de Waziristán, fronteriza con Afganistán.

La administración de la Mezquita Roja, que ha llevado a cabo en los últimos meses constantes desafíos contra el Gobierno de Musharraf, reclama la imposición de un régimen al estilo talibán y la implantación de la "sharia" (ley islámica) en Pakistán.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento