El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, ha manifestado que "parece que no se trata de un menor, sino de un adulto" la persona hallada muerta carbonizada este pasado jueves 10 de septiembre en una cueva de la pared rocosa de la playa de Horcas Coloradas, y ha confirmado que "se trata de un varón".

A preguntas de los periodistas, Abdelmalik El Barkani ha señalado que no pueden dar detalles de la investigación porque se encuentra "juzgada", después de que el Juzgado de Instrucción número 3 decretara el secreto de sumario, pero sí ha señalado que el fallecido "podía ser una de las personas que merodeaba por la ciudad, pero desgraciadamente para todos no podemos dar más información, porque todo lo demás sería una especulación".

Hay que recordar que en ese tipo de cueva suelen refugiarse tanto adultos como menores, principalmente magrebíes —marroquíes o argelinos—, que o bien se dedican a la delincuencia o aguardan una oportunidad para intentar colarse en los barcos que unen Melilla con Málaga, Almería o Motril (Granada) para viajar como polizones.

El Barkani también ha admitido que "hay muchas hipótesis al respecto" y ha reconocido que el cadáver "no se podía identificar inicialmente por la situación en la que estaba", totalmente carbonizado.

Por último, ha recordado que la investigación está en manos de la Guardia Civil, al ser su demarcación el lugar donde fue hallado el muerto.

La Comandancia de Melilla ha pedido la colaboración ciudadana para intentar identificar al fallecido y señalan que cualquier persona que pueda aportar una pista, por muy nimia que le pueda parecer, "puede ser de interés para la investigación", ha indicado a Europa Press un portavoz de la Guardia Civil, añadiendo que lo pueden hacer llamando al 062.

Consulta aquí más noticias de Melilla.