La portavoz adjunta del grupo parlamentario del Partido Popular en las Corts, MªJosé Català, ha declarado este domingo que el modelo educativo del Consell "es el de la imposición y el sectarismo", ya que la decisión del Gobierno valenciano de "suprimir horas en castellano" supone "una clara discriminación de una de las dos lenguas cooficiales en la Comunitat", según ha apuntado.

Catalá se ha pronunciado en estos términos a través de un comunicado remitido por el PPCV, en el que ha recordado que el anterior gobierno de la Generalitat —en el que ella fue consellera de Educación— "puso en marcha el plan plurilingüe con castellano, valenciano e inglés". En este sentido, la portavoz ha apostado por la formación plurilingüe y ha asegurado que "no hay que discriminar ninguna de las lenguas, sino que las tres sumen".

Así, ha insistido en que "este Consell está muy equivocado si quiere discriminar una de las lenguas cooficiales y reducir la intensidad del inglés", porque, de este modo, "en lugar de ayudar está volviendo al pasado y limitando las opciones de aprendizaje y formación de los alumnos", ha señalado. "La izquierda va hacia atrás como los cangrejos y pone trabas a trabajar por una sociedad plurilingüe, mejor preparada y rica en conocimiento", ha destacado.

En esta línea, Catalá ha apuntado que el principal interés de la conselleria de Educación "debería ser garantizar una enseñanza de calidad" que permita "formar de la manera más completa a los niños que tendrán que enfrentarse al mercado laboral".

Culpa a marzÀ

La portavoz ha señalado al conseller de Educación, Vicent Marzà, porque, como ha criticado, "la reducción de horas en castellano es un nuevo charco en el que se mete este conseller, que desde su llegada ha sido el centro de numerosas polémicas".

Además, Catalá ha destacado que la gestión de esta conselleria, "tiene un saldo negativo", ya que "ni han bajado las ratios, ni las tasas universitarias, ni hay normativa sobre los 100 euros por la compra de libros y también quiere suprimir el distrito escolar, poniendo cortapisas a la libertad de los padres".

"El Consell está siguiendo a pies juntillas la estrategia de toda la vida de la izquierda, que es la de prometer y exigir mucho cuando está en la oposición y olvidarse de todo cuando llega al Gobierno", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.