El arquitecto Santiago Calatrava ha culminado la instalación del primero de los dos arcos que sustentarán los puentes Margaret McDermott, que se construyen sobre el río Trinity en Dallas (Estados Unidos), y que están inspirados en los jardines del Turia en Valencia, según ha avanzado a Europa Press fuentes de la oficina del arquitecto.

Así, durante el mes de agosto se ha procedido a la instalación de la clave, la pieza central del arco, fabricada en acero blanco con una longitud de 95 metros y un peso de 180 toneladas, que ha tenido que levantarse hasta una altura de 83,5 metros.

Los puentes Margaret McDermot forman parte de la serie de estructuras diseñada por Santiago Calatrava para la ciudad de Dallas en la llanura aluvial del río Trinity. El primero de ellos, inaugurado en marzo de 2012, fue el puente 'Margaret Hunt Hill' mientras que el 'Margaret McDermott' está compuesto por dos puentes de similar arquitectura y relación conceptual pero "diferentes contextualmente en escala, posición y función".

Según explican, las estructuras de los dos arcos de los puentes tienen una luz de 366 metros y alcanzan una altura de 83,5 metros en su punto más alto lo que los convierte en los de mayor luz de los diseñados por Santiago Calatrava y uno de los veinticinco mayores del mundo y el cuarto de EEUU.

Espacio natural y recreativo

Ambos puentes forman parte del proyecto del 'Pasillo del río Trinity' que supone la recuperación de sus orillas para convertirlos en un espacio natural y recreativo de la ciudad integrando los distintos distritos de Dallas que se ubican junto al río.

Esta actuación, que cubre unas 4.000 hectáreas a lo largo de 32 kilómetros, es "el mayor proyecto de obras públicas de la historia de Dallas" y tiene su fuente de inspiración en la realizada en los Jardines del Turia proyectada por Ricardo Bofill.

Santiago Calatrava fue convocado en 1998 por las autoridades de la ciudad americana para diseñar un puente, sin embargo, el arquitecto propuso ampliar el ámbito de actuación sobre las orillas del río Trinity para conseguir su "revitalización y recuperación" para la ciudad "de la misma manera en que el proyecto llevado a cabo en la ciudad de Valencia consiguió cambiar las zonas adyacentes al río Turia", han explicado las mismas fuentes.

El proyecto, aprobado por el Ayuntamiento de Dallas en 1999, incluía una serie de nuevos puentes, así como parques, lagos y puntos de acceso al parque, además de zonas recreativas y de esparcimiento a lo largo de toda la extensión del cauce del río Trinity.

Acceso peatonal y en bici

De esta manera, en el desarrollo del proyecto de Dallas, al igual que el de Valencia, la construcción de los puentes juegan un papel "determinante" porque permiten el acceso peatonal y en bici a la zona y la integración de las dos orillas.

"En cierto modo existe un paralelismo entre las ciudades de Dallas y de Valencia, porque ambas en el pasado sufrieron las crecidas de sus respectivos ríos y tuvieron que protegerse de ellos", han indicado fuentes del oficina del arquitecto, quienes han remarcado que, con el tiempo, "ambas han logrado hacer de su necesidad una virtud, y han sabido brindar a sus ciudadanos una nueva zona de expansión y ocio que mejora notablemente su calidad de vida y la de las generaciones venideras".

En su diseño Calatrava ha considerado el acceso de los diferentes grupos de usuarios como los paseos a pie, las personas en sillas de ruedas, los padres con cochecitos de bebés, así como de los ciclistas para proporcionarles los mismos puntos de acceso y rutas para su disfrute.

Zonas de descanso

La seguridad de movimientos está garantizadas mediante la utilización de bordillos para la delimitación de las vías, y los sistemas de iluminación, que contribuyen a separar las calzadas. Además, en las zonas periféricas del puente se han previsto áreas de descanso que permiten a los usuarios salir de las rutas para disfrutar de las vistas que ofrece el parque y del paso de embarcaciones de vela bajo el puente.

Los pasos para peatones y ciclistas a través de los puentes flanquean la IH-30, y crean una conexión física sobre la llanura fluvial que une ambas orillas del río, así como las comunidades vecinas. El sistema de senderos se funde con los cuatro puntos de acceso a los puentes lo que asegura un movimiento "fluido sin obstrucciones".

Consulta aquí más noticias de Valencia.