El sindicato USO ha alertado del peligro que se cierne sobre el futuro de la empresa Solvay en Cantabria debido al incremento de la producción de carbonato natural o "trona" procedente de Turquía y la falta de inversiones en nuevas líneas de producción en la factoría de Barreda.

El representante de la Federación de Industria de USO y portavoz del sindicato en la planta, José Vía, y la miembro del comité de empresa de Solvay María Teresa Castañeda así lo han indicado este martes en rueda de prensa.

Los sindicalistas han demandado a la empresa "información clara y concreta" sobre los riesgos del Mercado del Carbonato Europeo y sobre el futuro del Complejo Industrial Solvay-Torrelavega en el horizonte 2020. "Los trabajadores tenemos el derecho de información y de ser parte activa en el diseño de nuestro futuro laboral, que no debe quedar sólo en la voluntad e interés del Grupo Químico Multinacional", han dicho.

USO ha exigido a la multinacional "una actuación transparente y una política empresarial de respeto a principios éticos y de responsabilidad social para con sus trabajadores, las Administraciones Públicas y para con la ciudadanía de Torrelavega y Cantabria".

A su juicio, ello pasa "necesariamente" por "una estrecha colaboración y compromiso con hechos para garantizar un nivel de empleo en el complejo industrial de Solvay en Torrelavega" que sea "aceptable" para la economía de la Comarca Saja-Besaya y para Cantabria; y que compense el consumo de materias primas (sal y piedra caliza) y los efectos medioambientales inherentes a la actividad química industrial.

Además, USO considera que es necesario diseñar un Plan de Viabilidad para el futuro del complejo industrial en el cual se incremente la inversión en mantenimiento de las instalaciones y para hacer "más competitiva la producción y la calidad del carbonato y del bicarbonato" que se fábrica en la planta. El sindicato también aboga porque ese plan incluya un compromiso de la multinacional para implantar "nuevas líneas de producción que generen nuevos empleos".

Asimismo, los representantes de USO en la fábrica también instan a la colaboración del nuevo Gobierno regional, presidido por Miguel Ángel Revilla (PRC), con los sindicatos y la empresa para "buscar compromisos de inversión del Grupo Solvay en Cantabria, que refuercen su permanencia en esta Comunidad".

En este punto, ha reclamado que "el nuevo Gobierno de Cantabria no siga los pasos del expresidente Ignacio Diego de no querer enfrentar la dura y cruda realidad del futuro industrial de Solvay-Torrelavega" y ha pedido al Ejecutivo PRC-PSOE que recabe información y comprometa su "respaldo político" a esta planta concediéndole las "ayudas necesarias" para garantizar el empleo.

Mercado del carbonato

Por otro lado, Vía y Castañeda han explicado que el mercado mundial del carbonato está experimentando "un cambio estructural muy importante", caracterizado por el impacto de los costes de producción (energía, etc) en el carbonato sintético (procedimiento Solvay) y por el aumento de producción de carbonato natural (Trona) en EEUU y Turquía.

El líder sindical ha indicado que la producción mundial del carbonato se divide en un 75% sintético y un 25% Trona natural, siendo hasta ahora en Europa mayoritaria la producción de carbonato sintético. Ha apuntado que los mayores yacimientos de "Trona" se encuentran en Río Verde Wyoming (EE.UU) y en Karzán y Beypazari en (Turquía) y que el carbonato natural americano y el de Turquía están ejerciendo una competencia creciente en los mercados europeos que, desde 2009, ha supuesto la reducción de 2.400.000 toneladas de cuota de mercado de carbonato sintético.

En este sentido, ha alertado de que está previsto que Turquía se convierta en los próximos años (2017-2019) en un importante proveedor del mercado europeo del Carbonato, al estar desarrollando grandes proyectos industriales de producción de "Trona" por el Grupo Ciner en Kazán (Star- Kazán Soda), de 2.500.000 Tm/año, para finales del año 2017, y en Beypazari (Eti-soda) de 1.600.000 Tm/año para finales de 2016, con el objetivo de seguir creciendo

En este escenario, ha asegurado que "ya se ha producido el cierre plantas europeas de carbonato sintético en los años 2000 en Alemania, 2005 Austria, 2009 Holanda, 2010 Rumanía, 2014 Portugal, 2014 Reino Unido, además de Brasil 2007, Austria 2013 y Kenia 2013".

Según han apuntado, la perspectiva de mercado para 2018 de 'Roskill Information Services ltd' y el estudio de otros analistas como I.H.S, recogidas por el sindicato estiman que la oferta de más carbonato de bajo coste de Turquía "conducirá a más cierres de plantas sintéticas".

"En estas circunstancias es más que probable que Solvay reduzca su presencia en el sur de Europa y esto supondrá una seria amenaza para la planta de Solvay en Torrelavega", han advertido al tiempo que han indicado que esto ya ha sido confirmado por el alto ejecutivo de la multinacional Pascual Jurey, que ha llegado a afirmar que la Trona turca "obligará a reducir producciones en Italia, Portugal, España y Egipto".

En este sentido, han señalado que la compra de CYTEC (polímeros especiales para automoción) por Solvay en 5.000 millones de euros confirma que el carbonato deja de ser un sector estratégico de futuro para el grupo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.