Ante el anuncio de Francisco Cerrejón, director del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), de realizar una apuesta por crear una nueva línea de gestión del Ayuntamiento para promover la "colaboración" con los agentes culturales privados en espacios como los teatros Alameda o Joaquín Turina, Participa Sevilla quiere manifestar su apoyo a esta iniciativa siempre y cuando se cree "un proceso abierto y participativo" para que agentes culturales de la ciudad puedan utilizarlos.

Participa Sevilla apuesta por nuevas formas de cogestión de los espacios culturales, "como ya incluimos en nuestro programa electoral y expresó Susana Serrano en una reunión que mantuvo hace unos días con Antonio Muñoz, concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo; Fracisco Cerrejón, director del ICAS; e Isabel Ojeda, directora general de Cultura. De esta forma, pequeñas empresas y cooperativas culturales, así como asociaciones y colectivos de la ciudad deberían tener acceso a estos espacios. "Es todo este entramado social quienes verdaderamente mantienen y desarrollan la vida cultural de la ciudad. Y deberían ser ellos quienes, al margen del color político del Ayuntamiento, puedan utilizar y gestionar estos equipamientos", explicó la portavoz de Participa Sevilla, quien además denunció también las duras condiciones y precariedad que sufren estos colectivos en la ciudad que difícilmente logran sobrevivir.

En los últimos años se ha dado un cambio muy importante caracterizado por las formas de producción y recepción cultural, de manera que toda la sociedad en su conjunto realiza ambas funciones. Es por tanto "imprescindible que las personas puedan decidir, de manera activa y continuada cómo es la cultura que quieren para su ciudad y para sus barrios". "Todos los espacios de la ciudad deben estar disponibles para el disfrute tanto de la ciudadanía, como del sector profesional. Entre el debate de lo privado y lo público, también debemos reivindicar lo común", expresó Susana Serrano.

Por último, y no menos importante, Serrano ha manifestado: "Desde la oposición estaremos vigilantes de que esto no acabe en una privatización encubierta que los transforme en meros espacios de ocio y consumo". La cultura, últimamente, ha servido para poner en marcha políticas cuyo objetivo son la mercantilización de nuestras vidas, sobre todo a través de procesos de gentrificación o privatizando el espacio público y eso no lo va a apoyar ni a permitir en ningún caso Participa Sevilla.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.