La Junta ha asegurado este martes que el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, se ha "inhibido" ante el expediente abierto a la Universidad de Sevilla, de la que fue rector, para la justificación de una subvención.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo, Miguel Ángel Vázquez, ha sido preguntado sobre la decisión de la Consejería de Economía y Conocimiento de iniciar un expediente reintegro a la Universidad de Sevilla al considerar que una subvención de 16,4 millones de euros de la Junta, para la construcción de la biblioteca central universitaria en el Prado, no está debidamente justificada.

El portavoz ha explicado que el consejero no ha abierto el expediente y que, siguiendo lo que marca la normativa de incompatibilidad, se ha inhibido en este procedimiento, al haber sido rector de la Universidad de Sevilla desde 2012 a 2015.

Ha agregado que la que ha abierto ese procedimiento, que es totalmente normal, ha sido la Dirección General de Universidades. Según Vázquez, es un "procedimiento normal que no prejuzga la cuestión y sí ofrece garantía a las partes en el sentido de que la Universidad de Sevilla podrá presentar alegaciones a ese procedimiento y los servicios de la Dirección General de Universidades, junto con el gabinete jurídico de la Junta, tendrán que decidir que decisión toman".

El portavoz ha insistido en que inicialmente no hay ninguna decisión previa y ha recalcado que es un procedimiento administrativo normal.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.