La Universidad de Sevilla (US) ha incluido varias novedades en la normativa que regula la matrícula en los estudios oficiales de Grado y Máster Universitario para el curso 2015-2016, una de las cuales está relacionada con la posibilidad de anular la matriculación de manera total fuera de los plazos establecidos en caso de enfermedad grave sobrevenida.

Según las normas de la Hispalense, consultadas por Europa Press, dicha medida se configura para casos excepcionales y en caso de que se pueda acreditar documentalmente y que dicha patología suponga una interrupción de los estudios.

Es en estos casos, "graves y excepcionales debidamente justificados", cuando el Vicerrectorado de Estudiantes, a propuesta del Decanato o la Dirección del centro y con los informes que estime oportunos, podrá acordar la anulación de matrícula fuera de los plazos establecidos por la US.

Se trata de un caso ante el que la Universidad de Sevilla se ha mostrado sensible —ya se ha dado alguna situación de estas características— después de que, de hecho, la Defensoría Universitaria de la Hispalense elevara una sugerencia al Rectorado respecto a que cuando concurran causas graves de fuerza mayor pudiera acordarse la devolución total o parcial de las tasas abonadas. Tras esta resolución, la Defensoría se manifiesta "especialmente satisfecha".

Por lo demás, la normativa incluye otras novedades, teniendo presencia las últimas disposiciones aprobadas en el seno del Consejo Andaluz de Universidades. De este modo, en las normas de matrícula se contempla una medida beneficiosa para los alumnos como es el fraccionamiento de pago: los estudiantes podrán elegir hacer efectivo el pago del precio de los servicios académicos en periodo ordinario, en uno, dos, cinco u ocho plazos.

Los alumnos tendrán derecho en cada curso a presentarse a tres convocatorias ordinarias en aquellas asignaturas matriculadas en segunda o sucesivas matrículas.

En caso de estudiantes que hayan superado los exámenes de alguna asignatura en la tercera convocatoria (diciembre) del curso 2015-16, éstos tendrán derecho a la deducción del 70 por ciento del precio abonado en la matrícula correspondiente a dicha asignatura.

Por último, la modificación de matrícula es otro de los aspectos regulados y para el próximo curso se establece que durante el plazo de ampliación de matrícula se podrán admitir, por razones justificadas, solicitudes de modificación de matrícula de asignaturas optativas por otras del segundo cuatrimestre equivalentes en número de créditos, siempre que no conlleve una variación económica de la matrícula del solicitante.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.