El concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valladolid Jesús Presencio ha esperado hasta el turno de intervención por alusiones en la moción en la que se pedía su dimisión tras dar positivo en las pruebas de alcoholemia cuando conducía su vehículo para pedir disculpas por estos hechos y recalcar que "desde el primer momento" decidió que éste era el lugar en el que quería disculparse, al tiempo que ha incidido en su voluntad de seguir el trabajo en favor de los vallisoletanos.

En el Pleno municipal correspondiente al mes de septiembre, celebrado este martes, se ha debatido la moción presentada por los grupos que respaldan al acalde, Óscar Puente, —Socialista, Toma la Palabra y Sí se Puede Valladolid— en la que defendían la ejemplaridad de los cargos públicos y solicitaban a Presencio que entregue su acta de concejal después del episodio en el que dio positivo por alcoholemia, con 0,8 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

El turno de debate del Grupo Municipal de Ciudadanos ha sido ejercido por Pilar Vicente, compañera del afectado y su sustituta en el cargo de portavoz después de que Presencio presentara la renuncia a esa responsabilidad. La edil ha manifestado sus disculpas y reiterado las de su partido por la situación que generó el que fuera cabeza de lista de C's para las Elecciones Municipales y ha recordado que los órganos de dirección actuarán al respecto cuando el juez haya tomado una decisión sobre el supuesto delito cometido por Jesús Presencio.

El concejal ha solicitado intervenir en el Pleno, si bien para ello ha tenido que esperar a que finalizara el debate y las intervenciones de los portavoces de los cinco grupos municipales. Finalmente, en poco más de 15 segundos, Jesús Presencio ha asegurado que "desde el primer momento" el Salón de Plenos era el lugar en el que decidió pedir "disculpas", al tiempo que ha manifestado su deseo de continuar el trabajo "con ahínco, por los intereses de los ciudadanos de Valladolid", si bien no ha intervenido hasta ahora en el debate de las mociones.

Posteriormente, en declaraciones a los medios de comunicación, el concejal de C's ha subrayado que su decisión sobre entregar el acta de concejal si resulta condenado por un delito contra la Seguridad Vial "es del ámbito privado", por lo que no va a apuntar nada sobre ella, al tiempo que ha reconocido que los hechos que cometió "no son para sentirse orgulloso". En todo caso, ha subrayado su intención de seguir trabajando como concejal y ha añadido que lo hará "en equipo" junto a la nueva portavoz, Pilar Vicente.

La edil ha sido crítica con los actos de su compañero de bancada, a los que ha calificado de "error" y ha subrayado que no quedarán "sin juicio" por parte de C's a través de un "procedimiento ágil", si bien ha recordado que ésta decisión sólo llegará cuando haya un pronunciamiento judicial sobre el delito contra la Seguridad Vial por el que se imputa a Jesús Presencio.

La portavoz de Ciudadanos ha explicado que los representantes de su partido en Castilla y León pidieron disculpas por los hechos al día siguiente de que se produjeran y las ha "extendido" en el Pleno de Valladolid. Ha recordado que la Dirección de Ciudadanos se reunión con el concejal implicado, atendió sus explicaciones y estableció una toma de decisiones en dos tiempos, de los cuales el primero corresponde al propio Presencio, y el segundo al partido.

En este sentido, ha añadido que el concejal ya presentó la pasada semana su renuncia como portavoz, aunque se mantiene como concejal con dedicación exclusiva en el Ayuntamiento de Valladolid, y ha advertido de que la situación aún se encuentra en "el tiempo de sus decisiones personales". El momento de las decisiones del partido llegará cuando el juez "lo disponga" y ha garantizado que se dará cumplimiento al reglamento interno de Ciudadanos.

Mientras tanto, los tres grupos que proponían la moción, han insistido en reclamar la dimisión del concejal vallisoletano, pues cómo ha aseverado la portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez, esa decisión sería necesaria para que Presencio esté "a la altura de la honorabilidad" y permitiría que, de ese modo, tenga el respeto de sus hoy compañeros de Corporación. En el caso contrario, ha apostillado "sólo tendrá reprobación y desprecio".

Asimismo, la portavoz de Toma la Palabra, María Sánchez, ha reconocido que la decisión sobre la entrega del acta de concejal es absolutamente "personal", por lo que los grupos políticos sólo pueden pedir a Jesús Presencio que actúe así. En todo caso, ha recalcado que considera que su palabra "no tiene valor", pues ha recordado que en el Pleno de constitución de la Corporación anunció que renunciaba a la retribución que le correspondía como portavoz del Grupo, para percibirla finalmente.

Sánchez también ha criticado la posición del Grupo Popular y sobre todo de su presidente, Antonio Martínez Bermejo, quien la semana pasada defendió que si el positivo fuera de un médico "sus compañeros no pedirían que deje el trabajo". A juicio de la portavoz de VTLP, "no es lo mismo" porque un concejal ha obtenido su cargo por el respaldo de "miles de ciudadanos", de modo que entiende que si no dimite habrá tomado esta responsabilidad como "un cheque en blanco".

El pp "más tibio" que ciudadanos

El portavoz socialista, Pedro Herrero, ha empleado más tiempo en sus intervenciones para criticar la postura de los 'populares' de no pedir la dimisión a Presencio y, de hecho, ha formulado dos preguntas al presidente del Grupo, si él dimitiría si estuviera en el lugar del concejal de Ciudadanos y si pactaría con él si de ello dependiera lograr la Alcaldía de Valladolid. Así, ha insistido en que el PP ha sido "incluso más tibio" que Ciudadanos.

Jesús Enríquez ha defendido como portavoz del PP la posición de su Grupo y ha explicado que no consideran que se deba pedir la dimisión del concejal de C's tras su positivo por alcoholemia, sino que prefieren plantear una reprobación y así lo han propuesto en una enmienda de sustitución que no han querido acceder a recalificar como de adición y en la que incluían una referencia a la petición de que se modifique la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) para que se incluyan estos hechos como causa de pérdida de la condición de electo.

En éste punto, el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, ha intervenido para precisar que esa legislación sí que contemplaría una inhabilitación por delito contra la Seguridad Vial si implica pena privativa de libertad, que en el caso del positivo por alcoholemia en el que incurrió Jesús Presencio podría ser de entre tres y seis meses.

Finalmente, el debate ha derivado en un intercambio de críticas entre los portavoces 'popular' y socialista pues el primero de ellos ha comenzado a recordar casos de alcoholemias o delitos de Seguridad Vial de representantes del PSOE, como el exalcalde de Tudela de Duero (Valladolid), Óscar Soto, o el edil de Esquerra Unida en Chirivella (Valencia), Joan Antoni Pérez. Incluso ha citado casos como el del concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata, de quien se conoció que había hecho chistes sobre el holocausto judío en la red social Twitter.

Pedro Herrero ha solicitado intervenir en el turno final que corresponde a los proponentes de las mociones y ha ironizado con que Enríquez "ya no tiene su gran virtud" que era, en su opinión, "hacer gracia al alcalde", en referencia al exregidor Francisco Javier León de la Riva.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.