El vicepresidente de la Junta y consejero de Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios, ha querido dejar claro este lunes que la futura fusión de las dos sociedades filiales de la Agencia pública de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), CSTV y CSR, no conllevará despidos de trabajadores, pero sí supondrá una reducción de directivos.

En declaraciones a Canal Sur Radio recogidas por Europa Press,

Jiménez Barrios ha manifestado que la Junta tiene la obligación de intentar optimizar los recursos que tiene, en un momento en el que hay que analizar todo y cómo funcionan los servicios públicos.

Jiménez Barrios ha explicado que una de las conclusiones recogidas en el Plan estratégico para la RTVA que ha sido elaborado por una empresa especializada a instancias de la dirección de la cadena es que "no se entiende que haya dos sociedades dentro del grupo, de manera que lo normal es fusionar las dos sociedades por la economía de escala".

Se trata, según ha agregado, de que la radio y la televisión sean un único ente y se pueda "economizar, optimizar y racionalizar el funcionamiento" del mismo.

Ha querido dejar claro que ello no afectará "al personal y, para nada, va a haber despedidos", mientras que ha apuntado que, probablemente, habrá una reducción de directivos. "Aunque no es la panacea para resolver el problema de financiación global de Canal Sur parece razonable que se racionalice el número de directivos", ha indicado Jiménez Barrios.

Ha insistido en que ningún trabajador tiene "en peligro su puesto de trabajo" y se ha mostrado convencido de que economizando, racionalizando y optimizando se podrá dar cada día un mejor servicio público.

El vicepresidente ha asegurado que Canal Sur es un instrumento fundamental para la cohesión de Andalucía, mientras que en comunidades gobernadas por el PP se han cerrado cadenas autonómicas y se ha echado a la calle a los trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.