No hace mucho, donde terminaba Valladolid
Homenaje de Valladolid al cine.
Un barrio no es sólo el lugar donde se vive. Ser de una parte de la ciudad genera en los vecinos un sentimiento de pertenencia a algo y otorga una identidad añadida, casi una extensión de la personalidad. La Rubia, sin embargo, es de todos y cada uno de los vallisoletanos. Forma parte de nuestras vidas aunque vivamos en la otra punta.

Fueron muchos años los que estuvieron instaladas allí las ferias de carruseles y, posteriormente, las casetas regionales… ¿Quién no ha disfrutado en La Rubia?
Por aquel entonces era la última zona habitada al sur de Valladolid, cuando Parque Alameda y Covaresa eran proyectos y todavía respiraba allí un pinar.

Un nombre histórico

Donde ahora hay edificios residenciales, un día hubo grandes campos de rubia o granza, una planta con flor de color amarillo cuya raíz se utilizaba en el sector textil para extraer el tinte de tonos rojizos. Era el siglo xix, y de ahí tomó el nombre la barriada que comenzaba a formarse con casonas de descanso para la alta burguesía. Hoy, los edificios en altura se han comido el terreno. Eso sí, no falta verde, sobre todo en el entorno de los bloques de Arturo León.

Su cercanía al centro no impide que los vecinos de la zona disfruten de múltiples tiendas y pequeños establecimientos que ofrecen de todo a la vuelta de la esquina. El aparcamiento es, quizá, lo menos fácil de encontrar. Hay tantas calles estrechas y direcciones prohibidas, que la circulación no es fácil. El paseo también podría ser más agradable. Se está tan encajonado entre lo edificios, que sombra es lo que sobra.

Ficha: habitantes 4.864 vecinos  w precio de la vivienda 2.156 euros por metro cuadrado. w ubicación Al sur de la ciudad. Limita al norte con La Farola y queda perfectamente definido por las vías del tren al este, el paseo de Zorilla al oeste y la avenida de Zamora al sur. w autobuses  Líneas, 1, 2, 5, 11 y 15.