Sadeco no paró de recibir durante el pasado año a un elevado número de gatos y perros que habían sido abandonados en la calle o que fueron cedidos por sus propietarios. Según esta empresa municipal, en 2006 un total de 4.596 animales dejaron de de ser los mejores amigos de sus dueños en la ciudad. Llama la atención que esta cifra es más del triple de la cantidad que se registró hace diez años.