Miles de jóvenes realizarán este verano trabajos temporales para pagar sus vacaciones, ahorrar algo de dinero o mejorar su currículo. Las empresas de trabajo temporal (ETT) ya notan una mayor demanda: «Los menores de 25 años usan más nuestros servicios ahora que en otras épocas del año y, por su parte, las empresas necesitan un extra de personal», explica Ana Blanes, desde la ETT andaluza Agio.

En verano el número de contratos temporales firmados por los jóvenes andaluces es un 23% superior a la media de contratación de este tipo durante el resto del año, según un estudio realizado por la empresa Adecco.

En 2006, de julio a septiembre se registraron  unos 20.000 contratos a jóvenes, cifra que según el sector será superada esta temporada en torno a un 15%. Es decir, este verano 23.000 jóvenes realizarán aquí sustituciones y refuerzos de plantilla.

De camarero a médico

La hostelería suma más de la mitad de las contrataciones de verano, en especial en las provincias de Málaga y Cádiz. Requiere, sobre todo, cocineros, camareros, recepcionistas de hotel y también animadores socioculturales.

«No obstante, se ha ido un poco más allá y los hoteles tratan de promocionarse, pidiendo además promotores y azafatas», explica Carmen Moliní desde Adecco.

Los servicios son el otro pilar del empleo veraniego, con el 21,97% de los contratos. Cajeros, dependientes, reponedores y administrativos son los más buscados. «Ahora se pide también personal más cualificado, con idiomas. Y otro tipo de empleos, como médicos, sobre todo en la costa», asegura Carmen Moliní.

La oportunidad del primer empleo

Los estudiantes predominan entre los demandantes de empleo temporal de verano en Andalucía. Cubren en su inmensa mayoría puestos de escasa cualificación. Además, el 63% de ellos son varones. Para muchos, encontrar un trabajo durante el verano, además de proporcionarles ingresos, supone su primera experiencia con el mundo de las empresas.  En el caso de los recién licenciados en la Universidad, el verano es también una buena oportunidad para encontrar su primer empleo estable. Se solicitan, sobre todo, médicos, enfermeros, auxiliares administrativos y expertos en logística o transportes.