Los bomberos rescataron ayer en el pantano de Cubillas el cuerpo sin vida de S. R. C. C., de 29 años. El joven, de origen ecuatoriano, acudió la noche del sábado con unos amigos a bañarse, pero según las primeras versiones no sabía nadar. El fallecido estaba sentado en una piedra con las piernas en remojo cuando sus acompañantes lo perdieron de vista. El cuerpo fue encontrado a seis metros de profundidad.